En Vivo
Logo
Ir a noticiassin.com
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Entérate de los beneficios de añadir un ajo en la leche antes de dormir

Entérate de los beneficios de añadir un ajo en la leche antes de dormir
Entérate de los beneficios de añadir un ajo en la leche antes de dormir

REDACCIÓN INTERNACIONAL.– Tomar leche por la noche es muy relajante. Por ello, cuando éramos pequeños nuestras madres nos mandaban a la cama tras beber un buen vaso calentito.

Además, al ser rica en calcio, crecimos con huesos sanos y fuertes, a prueba de patios de recreo y juegos en la plaza.

A medida que vamos envejeciendo, el sistema óseo se va desgastando y magullando, de forma que necesitamos un aporte extra de calcio. Además, también nos cuesta más dormir, necesitamos menos horas de sueño, y esto nos inquieta.

En estas circunstancias, recuperar ese tazón de leche antes de ir a la cama es una excelente idea.

Sin embargo, tal vez esto no sea suficiente. Es posible que también sientas dolores a diario, problemas para respirar o tengas la tensión alta.

Si es tu caso, habrás notado que durante la noche las molestias se intensifican, nos volvemos más sensibles. Por ello, te recomendamos que incluyas un ajo en ese vaso de leche que tomas antes de dormir.

Beneficios de añadir un ajo en la leche antes de dormir

Cuando dormimos, nuestro cuerpo sigue funcionando. Comienza un proceso de regeneración, fundamental para que nos tengamos energía al día siguiente y nos desenvolvamos como queremos.

Esto explica por qué es tan importante alimentarse bien en este momento del día, pero, ¿por qué un ajo?

1. Es antibiótico

El mejor momento para acabar con las bacterias que atacan tu cuerpo es la noche. Es el período en el que nuestras defensas se ponen en guardia contra los invasores.

El ajo es un aliado extra para que sistema inmunitario las elimine para devolverte la salud.

2. Facilita la digestión

A veces cenamos alimentos que nos cuesta digerir, lo cual afecta en la calidad de nuestro sueño. Hay personas que pueden llegar a padecer insomnio por este problema.

Sin embargo, tomar un ajo en la leche antes de dormir es una herramienta excepcional para sobrellevar las comidas pesadas y tener un sueño más tranquilo y reparador.

3. Mejora la circulación

El ajo es rico en vitamina B. Esto es importante, ya que impide que la homocisteína endurezca nuestros vasos sanguíneos y espese nuestra sangre.

Ambas cosas pueden causar trombosis y enfermedades cardiovasculares mayores. Además, reduce el colesterol y los triglicéridos.

4. Protege el hígado

Gracias a las vitaminas A, B, y C el hígado funciona de forma adecuada. Como sabemos, dicho órgano es esencial para nuestro bienestar general, ya que es el encargado de filtrar la sangre.

Esto quiere decir que, si no funciona bien, tu sangre transportará una mayor cantidad de elementos tóxicos.

5. Rejuvenecerá tu aspecto

Al ser un antioxidante muy potente, tus células notarán rápidamente este ajo en la leche antes de dormir. Tendrás una piel más tersa, más limpia, más brillante.

Las arrugas tardarán más en salir y tu cansancio será mucho menos evidente, incluso en las épocas con mayor carga de trabajo.

6. Es un antiiflamatorio inigualable

Esta propiedad permitirá que mientras dormimos se alivie la hinchazón de las contracturas musculares, así como la irritación de los nervios.

En consecuencia, el dolor remitirá a medida que adoptes este hábito alimenticio.

7. Alivia las dificultades respiratorias

Todas las propiedades que hemos mencionado son indispensables para que podamos respirar bien. La calidad de la sangre, la ausencia de gérmenes, así como la falta de inflamación en las vías respiratorias son esenciales para dicha función.

Cómo tomar ajo en la leche antes de dormir

Esta receta también se conoce como leche de ajo.

Ingredientes

Dos vasos de leche animal o vegetal (400 ml)

3 dientes de ajo

1 vaso de agua (200 ml)

Preparación

En primer lugar, limpia los ajos. Puedes dejarlos enteros o laminados, es tu elección.

A continuación, calienta la leche y el agua y, cuando lleguen a ebullición, añade los ajos. No remuevas el líquido y espera a que se reduzca.

Deja enfriar hasta alcance una temperatura apta para el consumo. Eso sí, deberás tomarlo cuando aún esté caliente.

Es posible que al principio el sabor no sea muy de tu agrado. Puedes añadir un vaso de leche más para camuflar el sabor del ajo.

Si consigues superar este inconveniente, estarás invirtiendo en tu bienestar a corto y a largo plazo.

Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *