En Vivo
Combustibles
Gasolina Premium
RD$: 240.30
Gasolina Regular
RD$: 227.20
Gasoil Premium
RD$: 195.60
Gasoil Regular
RD$: 186.50
GLP
RD$: 113.30
Gas Natural
RD$: 28.97
Divisas
Divisa
Compra
Venta
Dólar
48.90
49.40
Euro
58.00
65.00

Entérate qué posee Facebook de nosotros

Entérate qué posee Facebook de nosotros
Entérate qué posee Facebook de nosotros

REDACCIÓN INTERNACIONAL.- El escándalo de Facebook y Cambridge Analytica ha puesto en el punto de mira a la red social, a su seguridad y a toda la información que la compañía de Mark Zuckerberg posee sobre sus seguidores.

La red social ha indicado que alrededor de 137.000 usuarios españoles pueden haberse visto afectados por el robo y manipulación de datos llevado a cabo por la empresa de marketing político. La Asociación Acoreo, Consumidores Reunidos, ya ha anunciado que iniciará acciones judiciales contra la compañía.

«A partir del próximo lunes 9 de abril mostraremos a la gente un enlace encima de su muro para que vean qué aplicaciones utilizan y la información que han compartido con esas aplicaciones», ha explicado Mike Schroepfer, jefe de desarrollo tecnológico de Facebook.

¿Pero qué información usaron?¿Qué datos pudieron robar? ¿Qué posee Facebook de nosotros?¿Qué le hemos dado a Facebook? La semana pasada el tuitero @elpady publicaba en Twitter un hilo en el que desvelaba todos los datos que Facebook acumula de las personas que forman parte de su red social. EL MUNDO ha solicitado dicha información a Facebook y es sorprendente todo lo que sabe de mí y todos los datos que durante los 11 años que llevo en ella ha llegado a acumular de mí.

Lo primero que hice fue solicitar el archivo de dichos datos. Para ello, nada más tuve que entrar en mi perfil, ir a Configuración y clickar en el enlace ‘Descarga una copia de tu información’. Una vez pinchado en el enlace, Facebook me solicitó que me volviera a logar y entonces comienza el proceso de descarga. Facebook te avisa de que ya tiene los datos, y tras aprobarlo y volver a ingresar mi contraseña, puedes iniciar la descarga.

Aunque pueda parecer increíble, el archivo sin comprimir de toda mi información supera los 39 MB, cuenta con 20 directorios y 512 ficheros. La información está dividida en cuatro carpetas (.html, .messages, .photos, .videos) y un quinto elemento denominado Index en el que se encuentra toda mi información personal, desde mi número de móvil, mi correo electrónico, incluyendo ya el inexistente mail de Facebook, o las páginas de la red social de las que soy administradora.

En la primera carpeta, denominada .html, se encuentran 10 páginas que se pueden abrir con cualquier navegador y en la que se encuentra la llamada ‘contact-info’ donde están todos mis ‘amigos’ con sus nombres, apellidos y sus números de teléfonos. Y cuando digo todos es todos. Incluso teléfonos que no están guardados en mi móvil, pero que pertenecen a miembros de la red social que me identifica con nombre y teléfono de contacto.

Al igual que @elpady no soy consciente de haberles dado el consentimiento para tener estos datos, pero si se lo he dado no sabía que se lo estaba dando Es cuanto menos sorprendente porque hay números y nombres que ni siquiera identifico, pero que Facebook sí lo hace.

En la carpeta .html también está toda la información de los eventos que he recibido durante estos años a través de la red social, todos mis amigos, acompañados de la fecha en la que empezamos a serlo, todas las personas con las que he mantenido mensajes privados a través de Facebook, todas mi fotos de perfil, todos los cambios que he realizado en el estado de mi cuenta con la fecha dela creación, la actualización en la que se realizaron, la dirección IP del aparato en la que se realizó, el navegador con el que se hicieron y hasta las cookies que generaron.

La página de timeline contiene incluso datos de fechas en las que ni siquiera formaba parte de Facebook. Me uní a la red social el 14 de noviembre de 2007 y antes de ese dato que es donde debería empezar mi historia con Zuckerberg, la red sabe que en el año 2002 conocí a mi ahora marido, que en 2005 estuve en Santiago de Cuba o que en 1998 viajé a Venecia. Soy consciente de que son datos que yo he proporcionado, pero no dejan de sorprender. Es prácticamente una vida a golpe de clic.

Y por último el enlace a vídeos donde no se encuentran los archivos (eso lo tiene Facebook guardado en otra carpeta) sino los datos de dichos vídeos. Es decir, qué día fueron creados, desde dónde se subieron, quién los comentó y la IP del ordenador o dispositivo desde el que se subieron.

La siguiente carpeta es la denominada .messages en la que se encuentran otras tres carpetas, stickers, files y photos, y un listado interminable de enlaces que recogen todas las conversaciones que he mantenido a través de mensajes privados durante estos 11 años.

Todo lo que se encuentra en esta carpeta es todo lo que concierne a esos mensajes. Las fotos son las que correspondían a mis interlocutores, los stickers a los que han sido enviados durante ellas y los datos de la persona con la que he hablado, la fecha, la hora… En mi caso han sido un total de 141 conversaciones con sus correspondientes mensajes.

La carpeta de .photos en mi caso es la que mayor contenido tiene. Entiendo que son todas aquellas fotos que he publicado en la red social con lo que realmente no me sorprende el contenido de ellas. De hecho, verlas hasta me pareció interesante para recordar. Sin embargo, lo que sí me parece alucinante es los datos que tiene Facebook de dichas fotos.

Ya no sólo la fecha y hora de la publicación sino también si ha sufrido alguna modificación, el tipo de cámara con la que se tomó, el modelo de la cámara, la orientación, la anchura original, el peso o la exposición de la cámara.

Por supuesto, en la carpeta vídeos se encuentran todos los archivos de los vídeos que he subido en algún momento a la red social.

Además de todo esto, que ya es bastante y que obviamente he entregado yo a Facebook y no he protegido correctamente, la red social también tiene todas las aplicaciones que están o alguna vez han estado instaladas en mi móvil o mi tablet. Incluso poseen todos los anuncios que alguna vez he visto o clickado a través de la la red social, también con su correspondiente fecha y hora, incluyendo aquellas compañías que tiene mi información de contacto.

Desde que estallara el escándalo de Cambridge Analytica, los grandes inversores de la compañía que preside Zuckerberg y sobre todo los legisladores del Partido Demócrata, buscan culpables. Desde hace meses quieren regular las prácticas de las grandes empresas tecnológicas de San Francisco (California). La presión está ahora en el tejado de Facebook y en el de los usuarios que deberíamos ser conscientes de todo lo que entregamos a la red social.

Temas relacionados
Comenta con tú facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *