La cantante aseguró que conoce la verdad y confía en ella, así que se siente tranquila.

Alejandra Guzmán detalló cómo ha hecho frente a las acusaciones, en medio de la polémica por la denuncia que impuso Frida Sofía contra su mamá y abuelo, y se sinceró sobre la salud actual de su madre, Silvia Pinal.

Alejandra Guzmán fue entrevistada a través de una videollamada en Ventaneando, en donde fue cuestionada sobre su salud psicológica luego de haber tenido que pasar por varias clínicas de rehabilitación y las recientes acusaciones de su hija por abuso.

Aunque no quiso profundizar en el tema, la Reina de Corazones aseguró que está tomando terapia psicológica y está siendo tratada con antidepresivos, además intenta siempre hacer meditaciones para tranquilizarse.

“Yo he decidido estar en paz conmigo misma y dejarle las cosas con las que no puedo a Dios, y salir adelante y salir a cantar con todas las ganas que tengo, hacer una catarsis de todo lo que tiene mi corazón y mi alma con todo lo que me ha dolido hasta el fondo de mi corazón”, dijo la cantante.

Aún sin mencionar el conflicto legal o el nombre de Frida Sofía, agregó que “no ha sido fácil, pero estoy tranquila porque sé la verdad y porque tengo fe en que pueda yo ayudar de alguna manera”, aseguró Guzmán, agregando que “esta es la prueba más dura de mi vida y a veces uno no entiende las maneras que hay para llegar a algo”.

Anteriormente, su hija había defendido sus acusaciones en contra de Enrique y Alejandra Guzmán diciendo que “la verdad” saldría a flote, pues su abuelo la acusó de mentirosa y su madre le pidió a través de un video detener la polémica que había iniciado.

La intérprete de Llama por favor dijo que confía en lo que sucederá porque su familia quizás es “disfuncional”, pero sostiene que todos los integrantes están llenos de cariño y son muy “transparentes”.

El pasado 11 de junio Frida finalmente formalizó la denuncia en contra de Enrique Guzmán y Alejandra Guzmán por los delitos de abuso sexual, corrupción de menores y violencia familiar, con los que esperan llegar hasta las últimas consecuencias, que podrían derivar en cárcel para ambos rockeros.

La denuncia de la modelo está respaldada por testimonios de personas que presenciaron conductas extrañas durante su infancia y que podrían sostener las acusaciones de la joven, pero ella también está enfrentando una querella por parte de Enrique Guzmán por supuesta violencia familiar.

Este proceso se está realizando con la colaboración de las autoridades de Estados Unidos, ya que Frida Sofía por temas migratorios no puede pisar México.

Alejandra aprovechó la entrevista para aclarar que su mamá, aunque internada, está muy estable y cansada de tener que pasar sus noches en una cama de hospital, pero la baja oxigenación y presión arterial alta la obliga a tener que permanecer ahí por un tiempo.

Hoy le estarán haciendo algunos estudios para saber qué medicamentos le pueden suministrar para mejorar su salud, ya que también tiene hinchadas las piernas y sufre de problemas para dormir.

Y es que trascendió que el pasado fin de semana fue hospitalizada, pero no se dieron muchos detalles por parte de la familia sobre las razones para que la primera actriz tuviera que ser atendida de emergencia, pues aseguraban que había asistido sólo a un chequeo.

Fuente: Infobae