REDACCIÓN CENTRAL.- La actriz Amanda Bynes fue acusada este martes de conducer bajo los efectos del alcohol o de drogas- y llevó su caso directamente a la Casa Blanca.

“Yo no tomo”, dijo la actriz de 26 años, en un Tweet a la campaña presidencial de Barack Obama presidencial. "Favor despedir al policía que me arrestó”, escribió la estrella de la serie What I like about you.

Si la joven es declarada culpable, se enfrenta a una pena máxima como una infractora de la ley  por primera vez, de 48 horas en la cárcel, tres años de libertad condicional y un programa de alcohol de nueve meses. Ella también podría perder su licencia de conducir por un año.