GINEBRA.- La actriz Angelina Jolie, enviada especial del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), agradeció hoy a las autoridades libanesas su labor de acogida y protección de refugiados sirios desde el inicio del conflicto en 2011, en especial de los niños.

Jolie concluyó hoy una visita de tres días al Líbano, donde comprobó sobre el terreno cómo viven las comunidades de refugiados sirios en ese país, informó ACNUR en un comunicado.

Durante su estancia, se entrevistó con familias de refugiados y conversó con el presidente libanés, Michel Sleiman, y el primer ministro, Tamam Salam.

La actriz destacó la "contribución vital" que el Líbano lleva a cabo como destinatario de la mayor proporción de refugiados a causa de la crisis siria, una cifra que se acerca al millón.

Jolie también visitó a los niños huérfanos que viven en el valle de la Bekaa, donde hay unos 3.500 menores que llegaron al Líbano solos o que han sido separados de sus familias, lo que consideró "una experiencia desgarradora".

La artista mostró su satisfacción por la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU adoptada este fin de semana para facilitar la entrada de ayuda humanitaria en Siria, medida que "supone un paso en la buena dirección para atender a los civiles atrapados en áreas de difícil acceso a causa de la lucha armada".

"La resolución debe ser más que papel. Debe implementarse, lo que implica disposición política y coraje. La unanimidad dentro del Consejo de Seguridad ha probado una nueva fase hacia el final del conflicto", afirmó.

Esta visita ha sido la tercera de la actriz estadounidense en nombre de ACNUR al Líbano, donde había estado por última vez en septiembre de 2012