Su hija, Meadow, tenía solo 14 años de edad cuando el famoso falleció, ahora ya es toda una jovencita de 20 años que acapara con su belleza las redes sociales y por su parecido con su papá.

REDACCIÓN INTERNACIONAL.- Seis años han pasado de la trágica muerte del actor Paul Walker, en un aparatoso accidente de tránsito ocurrido un 30 de noviembre de 2013. Su carrera profesional comenzaba a despegar gracias a su participación en la saga de Rápido y Furioso.

Su hija, Meadow, tenía solo 14 años de edad cuando el famoso falleció, ahora ya es toda una jovencita de 20 años que acapara con su belleza las redes sociales y por su parecido con su papá.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Meadow Walker (@meadowwalker) on

En Instagram acumula 1.5 millones de seguidores y se ha conocido que actualmente continúa trabajando en un proyecto iniciado por su papá, por medio de una fundación que busca apoyar con becas a estudiantes e investigadores en temas de educación en crisis marinas.

 

View this post on Instagram

 

A post shared by Meadow Walker (@meadowwalker) on

Walker siempre demostró su pasión por el océano, estudió biología marina y mucho de su tiempo libre lo pasó en el mar, por ello no extraña que también haya dedicado parte de su trabajo a esta causa.

“Reflexionando sobre mi padre, me encontré con sus pasiones. Su pasión por el océano, su pasión por rescatar animales, su pasión por ayudar a las personas y su pasión por la buena voluntad espontánea. Quería comenzar esta fundación porque quiero compartir esa parte de él con el mundo. Quiero compartir esa parte de él con otros “, dijo Meadow al retomar el trabajo de su padre.

 

Fuente: El Mundo