AGENCIA INTERNACIONAL.-En esta ocasión, Cara Delevigne, le ha querido rendir homenaje a Italia, pero no al prestigio de su moda sino a uno de los grandes clásicos que ha dado su gastronomía: la pizza.

Ataviada con un mono entero de estampado de pizza de pepperoni con el que sería imposible pasar desapercibida ni siquiera en Little Italy, la modelo se ha embarcado de vuelta a casa, dirección Londres, después de disfrutar de unas vacaciones en Ibiza en las que, a la vista está, ha podido desconectar de todo.

No iba sola. Por si acaso algún viajero hambriento y distraído le intentaba hincar el diente como alternativa a la comida del avión, una inseparable amiga colgaba de su brazo como un ingrediente más del suculento atuendo.

Que Cara sea una de las personas que más se divierte con la moda no es de extrañar, pero lo más curioso es que el modelito lo ha sacado primero Katy Perry, que fue casi devorada por su perrito como ella misma publicó en Instagram, una vez puesta a salvo.

Fuente: Yahoo!