El reggaetonero, de 28 años, decidió brindarle su apoyo a la familia texana porque vivían muy cerca de Salvador Ramos, autor del crimen que cobró la vida de 21 personas.

Redacción.- Durante su más reciente concierto en Texas, Bad Bunny se reunió con Mayah Zamora, una niña de 10 años sobreviviente del tiroteo en la primaria Robb Elementary, de Uvalde.

El cantante le firmó una camiseta a la fan, se tomó la foto del recuerdo y realizó una importante donación para ayudar a la menor y su familia con la compra de un nuevo hogar.

En días pasados, el reggaetonero, de 28 años, decidió brindarle su apoyo a la familia texana porque vivían muy cerca de Salvador Ramos, autor del crimen que cobró la vida de 21 personas.

Al igual que algunos colegas, Bad Bunny ha cumplido sueños de algunos fans y ha compartido parte de su fortuna en diversas causas, acciones que lo describen como un hombre sensible.