Se presentarà en la Sala Principal del Teatro Nacional, en una ùnica y majestuosa funciòn èste 2 de Julio a las 8:30PM

Santo Domingo.- El Ballet de Ucrania Grand Kyiv Ballet presentará este 2 de Julio en la Sala Principal del Teatro Nacional, la famosa obra “Giselle” la cual ha sido considerada la obra maestra del ballet clásico del romanticismo, en una única función a las 8:30PM.

Contará con la presencia de la primera bailarina del Teatro Académico Nacional de Ópera y Ballet de Ucrania Katerina Kukhar y Oleksandr Stoianov bailarín principal del mismo recinto y director artístico del Grand Ballet de Kiev, quienes son conocidos como la pareja de ballet más bella. La elegancia de los bailes y la intachable ejecución de sus papeles son un placer y un deleite para los espectadores.

Kateryna Kukhar, es la primera bailarina en el Teatro Académico Nacional de Ópera y Ballet de Ucrania y nombrada Artista del Pueblo de Shevchenko de Ucrania en 2018. En tanto Oleksandr Stoianov, es el bailarín principal de Ópera Nacional de Ucrania, director artístico “Grand Ballet de Kiev” y nombrado Artista del Pueblo de Ucrania en 2019.

LA OBRA

Esta obra es un ballet en dos actos, considerada una obra maestra absoluta de la danza del romanticismo. Fue estrenada en 1841 en la Ópera de París, constituyéndose en una pieza pura y fundamental de la danza clásica.

La coreografía está basada en el libreto del poeta, novelista y dramaturgo francés Théophile Gautier, la cual narra una historia germana de ultratumba que conlleva cierta tristeza e incluso amargura. En ella ocurre que las doncellas que mueren vestidas de novia antes de llegar al altar se convierten en Willis, blancos fantasmas que vagan por los bosques con el claro de la Luna para llorar su pena y buscar venganza.

La historia cuenta acerca de la hermosa e inocente Giselle, una joven campesina que se enamora de Albrecht, un apuesto joven noble ya comprometido a matrimonio que se hace pasar por un aldeano para así poder conquistarla, Sin embargo, éste es desenmascarado por el guardabosque Hilarión, quien descubre su identidad. La muchacha, desesperada, enloquece y cae muerta ante tanto dolor.

En un segundo acto, donde ya el Romanticismo se da en todo en su esplendor, con movimientos delicados, etéreos y puros, la joven Giselle es recibida en un mundo fantasmal, donde las Wilis danzan, mientras la Reina Myrtha acoge a la muchacha.

Albrecht se adentra al bosque en busca de su amada, pero eso lo ponía en riesgo. La fuerza del amor que Giselle siente en su interior será la salvación de Albrecht, dándole su aliento y haciéndole resistir vivo hasta la llegada del alba.

Es así como se va desarrollando esta historia llena de romance, pero al mismo tiempo cargada de tragedia y dolor.