Según la pesquisa interna de la corporación, ninguna de las personas involucradas en el fichaje de Bashir en 2016 tenía conocimiento de los engaños que denuncia la investigación independiente, a cargo del exjuez John Dyson, publicada el pasado mayo.

Londres.- Una investigación interna de la BBC refuta que la cadena pública británica volviera a contratar al autor de la histórica entrevista a Diana de Gales para encubrir sus prácticas fraudulentas, reveladas el pasado mayo en un informe independiente.

Tras su explosiva entrevista con la malograda Lady Di en 1995, el periodista Martin Bashir regresó en 2016 a la BBC para convertirse dos años más tarde en responsable de asuntos religiosos, un cargo que el reportero abandonó el pasado mayo alegando problemas de salud.

La reciente investigación, impulsada por la BBC tras difundirse un informe externo que la acusa de tapar las irregularidades que cometió Bashir para conseguir la exclusiva entrevista, concluye ahora que "no hay pruebas" de que el canal lo fichara de nuevo en un intento por ocultar los métodos fraudulentos que cometió para persuadir a lady Di de que hablara públicamente, como usar documentación falsificada.

Según la pesquisa interna de la corporación, ninguna de las personas involucradas en el fichaje de Bashir en 2016 tenía conocimiento de los engaños que denuncia la investigación independiente, a cargo del exjuez John Dyson, publicada el pasado mayo.

El autor del informe interno difundido este lunes, Ken MacQuarrie, asegura en un comunicado difundido hoy que no tiene "ninguna duda" de que si el personal que decidió recontratar al periodista hubiese conocido las trampas recientemente destapadas, el reportero nunca se hubiera reincorporado al canal.

Ante esta situación, la cadena pública británica ha anunciado que analizará la posibilidad de endurecer en un futuro los controles previos a la contratación de altos cargos y de trabajadores que desempeñan sus funciones de cara al público.

La entrevista de Bashir con Diana fue emitida en el programa "Panorama" de la BBC el 20 de noviembre de 1995, cuando la princesa de Gales estaba ya separada pero no divorciada del príncipe Carlos, heredero al trono.

En ella, Lady Di habló por primera vez de las infidelidades de su esposo al asegurar que había "tres personas" en su matrimonio, en referencia a Camilla, duquesa de Cornualles, que por entonces era amante de Carlos.