El New York Times apunta que Garland vistió varias versiones del vestido, pero solo se tiene constancia de otro más, que fue vendido en 2012 por 480,000 dólares y, de nuevo, en 2015 por cerca de 1,6 millones de dólares.

Nueva York.- Un juez de un tribunal federal de Nueva York ha bloqueado la subasta de un vestido que la actriz Judy Garland vistió para la película "El Mago de Oz", de 1939, y cuyo precio de venta se esperaba que superara el millón de dólares, informaron medios locales.

El ya mítico vestido de cuadros blancos y azules iba a ser subastado por la Universidad Católica de Estados Unidos, pero una mujer del estado de Wisconsin presentó una demanda en la que sostiene que es la legítima propietaria de la clásica prenda de Dorothy.

En una vista preliminar, un juez del Distrito Sur de Nueva York ordenó la suspensión de la subasta, prevista para hoy en Los Ángeles, hasta que se resuelva el caso.

La Universidad Católica planeaba usar el dinero recaudado para dotar de un nuevo puesto de profesor a la Escuela de Música, Teatro y Arte de Roma.

Ambas partes se citarán en la sala del Tribunal el próximo 9 de julio.

La reclamante sostiene que el vestido pertenecía a su tío, que, según la demanda, recibió el vestido en 1973, cuando era director del Departamento de Teatro de la Universidad Católica.

El vestido con el que Dorothy fue arrastrada por un tornado en el estado de Kansas a un mundo de fantasía, se lo entregó a su tío la actriz Mercedes McCambridge, que fue una artista en residencia en la universidad, indica el diario The New York Time.

Según la denunciante, la actriz regaló el vestido a su familiar "de manera concreta y pública" en agradecimiento por haberla ayudado en su "batalla contra el abuso del alcohol".

El profesor falleció en 1986 y la denunciante reclama que es su familiar vivo más cercano.

El New York Times apunta que Garland vistió varias versiones del vestido, pero solo se tiene constancia de otro más, que fue vendido en 2012 por 480,000 dólares y, de nuevo, en 2015 por cerca de 1,6 millones de dólares.

El paradero del vestido de Dorothy era un misterio hasta que fue encontrado por casualidad el año pasado en una caja de zapatos mientras se hacía una limpieza.