Al acoger la petición, Kayatta adelantó el proceso, con el 5 de agosto como la fecha límite para el informe de Pina, lo que dejó el 6 de septiembre como plazo para que la fiscalía conteste.

REDACCIÓN INTERNACIONAL.- Un juez del Tribunal de Apelaciones para el Primer Circuito en Boston accedió a una petición de Raphy Pina para acelerar el proceso entablado por el productor artístico que busca revertir su veredicto de culpabilidad.

Pese a la oposición de la fiscalía federal, el juez del apelativo federal, William J. Kayatta, adelantó el itinerario para someter los argumentos de las partes.

Originalmente, Pina tenía hasta el 29 de agosto para someter su informe de apelación, seguido por 30 días para que el Ministerio Público respondiera.

Al acoger la petición del productor y dueño del sello discográfico Pina Records, Kayatta adelantó el proceso, con el 5 de agosto como la fecha límite para el informe de Pina, lo que dejó el 6 de septiembre como plazo para que la fiscalía conteste.

En su solicitud, la defensa de Pina planteó que los argumentos del caso han sido ampliamente discutidos previamente por las partes ante el tribunal de Distrito en San Juan y el apelativo.

Destacó que a todo lo planteado, solamente añadirán como argumento de apelación que no se presentó evidencia suficiente para demostrar que Pina “tenía conocimiento de las características de un arma alterada para convertirla en una para disparar de forma automática”.

La abogada contratada por Pina para la apelación, Kimberly Homan, también informó que el calendario le permitirá atender los informes antes de irse de vacaciones, previamente planificadas, a finales de septiembre. Por esa razón, su colega en el bufete de Boston, Martin Weinberg, se encargaría de participar en la vista oral, si el tribunal ordena llevarla a cabo durante la sesión del foro apelativo en octubre.

La fiscalía federal se opuso, argumentando que Pina no ofreció alguna razón de por qué su caso debe ser tratado de forma distinta a otros.

La fiscalía federal en Puerto Rico también señaló que tiene varios casos con plazos más apremiantes.

Incluso, planteó que por la carga de casos se asignó a un fiscal de la sección de Apelaciones de la División Criminal del Departamento de Justicia federal en Washington para que maneje del proceso apelativo.

Luego, el fiscal Kevin Barber informó al tribunal que trabajará en el caso de apelación.

Por su parte, la defensa de Pina contestó cuestionando por qué la fiscalía escogía atender otros casos en vez de la apelación de Pina.

En relación a los argumentos de fiscalía, la abogada planteó que “todo esto resultará en que el apelante (Pina) pasará tiempo adicional (y quizás sustancialmente adicional)encarcelado antes de que se decida su apelación”.

Sin entrar a discutir los argumentos de las partes, el juez ordenó el trámite expedito del caso.

En diciembre pasado, un jurado encontró culpable a Pina Nieves por dos cargos por posesión de un arma de fuego modificada ilegalmente para disparar de forma automática y por posesión de armas de fuego por parte de una persona que fue convicta por un delito mayor.