La artista explicó que quería que su perfil en la red social representara únicamente una parte agradable de su día a día. "Aparentar que estaba bien realmente me ayudó", justificó.

LOS ÁNGELES, Estados Unidos- Un día después de su declaración ante la Justicia, Britney Spears aseguró en su perfil de Instagram que hasta ahora no se había opuesto públicamente a la tutela legal porque sentía vergüenza de contar lo que le pasó.

"Pido disculpas por fingir que he estado bien durante los últimos dos años, lo hice por mi orgullo y porque me avergonzaba compartir lo que me pasó", dijo la cantante.

Spears, que en los últimos años ha utilizado Instagram como única vía de contacto con sus seguidores, publicó una imagen con una cita atribuida a Albert Einstein sobre cuentos de hadas, algo que considera que ha estado transmitiendo al público.

"Quiero contarles un pequeño secreto, creo que todos queremos vivir en un cuento de hadas y por la manera en la que he publicado, mi vida parece bastante espectacular", indicó.

"No quiero que la gente piense que mi vida es perfecta porque NO LO ES PARA NADA. Si han leído sobre mí en las noticias esta semana, sabrán de sobra que no lo es", añadió.

La artista explicó que quería que su perfil en la red social representara únicamente una parte agradable de su día a día. "Aparentar que estaba bien realmente me ayudó", justificó.

"Siento que Instagram me ha ayudado a tener una plataforma genial para compartir mi presencia... existencia... y simplemente sentir que importo a pesar de lo que estaba pasando y bueno... funcionó", concluyó.

Spears solicitó el miércoles poner fin a la tutela legal por la que su padre controla su vida desde hace 13 años, al considerarla "abusiva", "absurda" y por la que algunos implicados "deberían estar en la cárcel".

"Esta tutela está pagando el sueldo de mucha gente. Estoy harta", aseguró la cantante ante un juzgado de Los Ángeles durante una intervención telefónica llena de declaraciones contundentes como: "no soy feliz", "no puedo dormir" y "lloro todos los días".

"Quiero mi vida de nuevo", imploró la estrella, que cuestionó que realmente esté incapacitada si durante varios años estuvo actuando y ganando dinero con espectáculos como su residencia en Las Vegas.

La jueza Brenda Penny agradeció el testimonio de Spears, que calificó de valiente, y acordó con las distintas partes implicadas una nueva vista cuya fecha está por determinar.