La intérprete de I Like It está disgustada por cómo han quedado su busto después de ser mamá y ha culpado a su hija de tres meses Kulture por ello en un vídeo que ha publicado en su perfil de Instargam.

REDACCIÓN.- Cardi B dio a luz el pasado mes de julio por primera vez y desde entonces, la rapera está volcada en su maternidad y en la pequeña Kulture. Pero la intérprete de Taki Taki ha reconocido que desde la llegada de su hija no todo es perfecto. De hecho hay algo que no le está gustando nada.

Fiel a su sinceridad y su manera de hablar sin pelos en la lengua, la joven cantante ha criticado su cuerpo después de dar a luz. Concretamente de una parte de su físico: sus pechos.

La intérprete de I Like It está disgustada por cómo han quedado su busto después de ser mamá y ha culpado a su hija de tres meses Kulture por ello en un vídeo que ha publicado en su perfil de Instargam.

"Kulture me hizo mal", reconoce en la descripción del clip en el que se desahoga y que supera los 10 millones de reproducciones en menos de un día.

"Tengo que pegarme mis pechos hacia arriba porque, chicos, dar a luz es un asco", confiesa en el vídeo, en el que al final reconoce que se someterá a una intervención quirúrgica a finales de año para volver a tener el pecho como antes.