En 2020 parece que Chelsea Rendon está en todos lados. Cerró "Vida", apareció en "The Infiltrators" y "The Tax Collector", y ahora presenta "Murder in the Woods". Pero esta joven actriz latina considera que todavía tiene mucho que aprender y aseguró a Efe que para ella "no hay papeles pequeños".

ESTADOS UNIDOS.- En 2020 parece que Chelsea Rendon está en todos lados. Cerró "Vida", apareció en "The Infiltrators" y "The Tax Collector", y ahora presenta "Murder in the Woods". Pero esta joven actriz latina considera que todavía tiene mucho que aprender y aseguró a Efe que para ella "no hay papeles pequeños".


Rendon (Montebello, EE.UU., 1993) es una de las protagonistas de la cinta de terror "Murder in the Woods", homenaje al "slasher" con muchos detalles latinos que dirigió Luis Iga y en cuyo totalmente hispano elenco sobresale una leyenda como Danny Trejo.


Estrenada en autocines de EE.UU. este fin de semana y disponible bajo demanda a partir del 18 de septiembre, esta película se centra en la siniestra y sangrienta experiencia que afrontan un grupo de amigos que solo querían pasar una noche de fiesta en medio de la naturaleza.


NACIDA PARA ACTUAR


"Yo era una niña que, nada más nacer, estaba lista para actuar. Siempre estaba cantando, bailando o actuando para mi familia. Así que siento que está en mi sangre, es parte de mi ADN: no es lo que hago, es también lo que soy", explicó Rendon.


Criada en la parte oriental de Los Ángeles (EE.UU.), que es el corazón latino de la ciudad californiana, Rendon combinaba su vida "como una joven más" en Montebello con humildes papeles en películas como "A Better Life" (2011) con Demián Bichir o "McFarland, USA" (2015) con Kevin Costner.


Su rol de la rebelde Mari en la rompedora y muy latina serie "Vida" (2018-2020) impulsó de manera definitiva su carrera, pero Rendon contó que, en realidad, su golpe de suerte llegó gracias a la cinta "Bright" (2017) de David Ayer, donde tenía un papel prácticamente testimonial.


"David me dijo que había algo especial en mí, que querría trabajar conmigo de nuevo. Él me presentó a mi maestra de actuación Ivana Chubbuck (...) y ese fue mi punto de inflexión", indicó.


"Le digo a todos los actores que nunca hay papeles pequeños, porque ese papel que conseguí con David en 'Bright' no tenía diálogo. Era una chica latina sin más que mis representantes consiguieron que se llamara Angie, pero fue ese papel que considerarías casi como el de un extra lo que cambió mi vida", aseguró.


Y a partir de ahí se le abrieron las puertas de "Vida" y, luego, de incontables proyectos, desde la experimental "The Infiltrators" (2019) al thriller "The Tax Collector" (2020) pasando por su participación en la serie "Shameless".


"Simplemente he sido muy afortunada. No soy Jennifer López y no puedo escoger los papeles que hago. Técnicamente puedo decir que no a algunas cosas (reconoce que lo ha hecho en alguna ocasión), pero, como actriz que solo quiere trabajar y a la que le encanta estar en el set delante de la cámara, quiero trabajar en todo", afirmó.


EL LARGO CAMINO DE "MURDER IN THE WOODS"


Aunque "Murder in the Woods" se acaba de lanzar ahora, en realidad esta cinta se rodó en 2015.


"Es muy divertido verla ahora y echar la vista atrás a dónde estaba yo en mi vida entonces. Solo han sido cinco años, pero ha cambiado mucho en esos cinco años, especialmente en mi carrera. He crecido mucho como mujer y como actriz", indicó.


"Finalmente ha conseguido distribución y realmente esto muestra cómo ha cambiado Hollywood. Intentamos colocarla en 2017 y nada funcionó, pero en 2020 ha llegado nuestra oportunidad", añadió.


Esta apuesta de terror también supuso el debut de Rendon como productora.


"Desde niña siempre sentí curiosidad sobre por qué estaba esa grúa ahí, por qué esa cámara está tan cerca (...). Siempre tuve el instinto de productora aunque no lo fuera (...). Y soy latina, soy mandona, me encanta tomar el control. Todas las latinas son productoras, solo que no lo saben y no reciben el crédito", dijo entre risas.


Por último, Rendon habló sobre la falta de diversidad en la industria audiovisual, donde por ejemplo no hay ni un solo intérprete latino nominado en las categorías principales de los Emmy, pero insistió en que también los espectadores hispanos deben poner de su parte para darle la vuelta a la situación.


"Necesitamos de verdad cambios, pero eso empieza desde el público. Nosotros, como público 'latinx', tenemos mucho poder y no lo usamos. No apoyamos el contenido 'latinx', las series 'latinx', las películas 'latinx'", explicó.


"Como público, tenemos que hacerlo mejor. Porque la única manera en la que Hollywood nos va a reconocer es si somos valiosos para ellos, si les vamos a suponer dinero (...). Hollywood es simplemente como un gran instituto: va de política y de popularidad", cerró.