SANTO DOMINGO, República Dominicana.- La comedia vuelve a ser el móvil que volcará las masas a las  salas de cine locales. La excusa  para reír sin parar será  esta vez  la película “Lotoman”,   dirigida por Archie López, cuyos detalles se ofrecieron   el pasado jueves.

Lotoman, que tiene en los reyes del humor, Raymond Pozo y Miguel Céspedes, un  cheque al portador para garantizar,   junto a un  elenco de figuras del arte, las carcajadas a granel, comenzará en los próximos días a rodar  y no parará hasta dentro de cinco semanas, según informó su director.

El reparto.  La producción cinematográfica   tiene en su elenco a  Olga Bucarelly, Elizabeth Ruiz, Ada Aimeé de la Cruz, Sarah Jorge y las niñas Chelsy García y Sumayita Cordero.  Ellos se unen al rapero Vakeró, el merenguero Johnny Ventura y   los  comunicadores  Nelson Javier (El Cocodrilo) y Zoila Puello, esta última haciendo su debut en la pantalla grande.

Sinopsis.  Es del género   comedia-familiar,  donde se destacan las situaciones que atraviesan aquellas personas que de repente se ganan el gran premio de lotería. Los pleitos en el seno familiar, los engaños y la gente que aparece para buscar su parte del botín se entremezclan en los 90 minutos que durará el film.

El equipo.  Aproximadamente  unos 100 profesionales, entre técnicos y artistas, trabajan unidos a  Panamericana de Producciones y Producciones Coral.

Raymond Pozo.  “Me siento bien y muy feliz; dándole gracias a Dios por esta oportunidad que  me brinda”,  fueron las primeras palabras del genio humorista quien lleva, con “Lotoman”, su sexta película realizada en su currículum. Valoró el poder trabajar con “figuras sobresalientes que muy pocas veces han compartido en el cine”.  Pozo realizará el papel de “Modesto”, quien es hermano de “Manuel”, encarnado por su colega  Céspedes.

Miguel Céspedes.  Para éste destacado humorista,  la felicidad también    es parte de su presente al estar incluido en el equipo de “Lotoman”, según sus palabras. “Nos sentimos contentísimos, pues  después de un tiempo sin hacer películas,  de pronto así aparece este proyecto; estoy  feliz”, dijo un siempre sonriente Miguel.

Tanto Miguel como Raymond aseguraron que todo el público reirá sin control en todo el trayecto del filme.