REDACCIÓN INTERNACIONAL.- Aunque un hombre no tiene mucha variedad para elegir al momento de decidir lo que usará en una entrevista de trabajo, ellos también están sujetos a ciertas reglas al respecto. Es así que a continuación te decimos los dos colores básicos que debes tener en casa. Recuerda, deben estar a medida.

1.- Azul marino

Elige para tu entrevista un traje de dos piezas de color liso, emparejado construido a partir de lana o una mezcla de lana. El azul marino es un color azul oscuro. No te pongas un traje azul pálido o un traje azul brillante, o trata de igualar tu saco con pantalones que sean de otro color.

Aunque, la mejor opción sería comprar tus pantalones y saco juntos, para que puedas asegurarte de que sean exactamente del mismo tono de azul marino. A menos que te estés entrevistando para un trabajo en un campo creativo como el de diseño gráfico, debes elegir una chaqueta con dos o tres botones. Cuatro botones puede parecer demasiado moderno y añadir un chaleco lucirá ostentoso.

2.- Gris carbón

El gris carbón vegetal es un color gris oscuro. Para los hombres, los colores neutros más suaves como el gris paloma y bronceado son vistos como demasiado informales para una entrevista de trabajo. Tradicionalmente, los trajes negros son vistos como demasiados llamativos.

Recuerda que a pesar de que otros hombres en la oficina puedan estar usando estos colores, tendrás que esperar hasta que estés contratado antes de empezar a experimentar con tu estilo. En una entrevista, quieres ser recordado por tus calificaciones y por lo que dices, no por cómo te ves