Su primer asesinato se produjo en 1978. Se trataba del autoestopista Steven Mark Hicks. Él fue la primera de sus víctimas.

REDACCIÓN.- La historia de Jeffrey Dahmer ha vuelto a la palestra gracias a la serie homónima que ha sido recientemente estrenada en Netflix. ¿Es una adaptación totalmente fiel a la realidad? ¿Cuál es la verdadera historia del carnicero de Milwaukee? Jeffrey Lionel Dahmer (21 de mayo de 1960 - 28 de noviembre de 1994) nació en esa misma ciudad, en el estado de Wisconsin. Cuando él era un niño, su padre no pasaba mucho tiempo en casa y su madre había sido diagnosticada con una enfermedad mental. Dahmen empezó a mostrar interés por los animales muertos.

Su primer asesinato se produjo en 1978. Se trataba del autoestopista Steven Mark Hicks. Él fue la primera de sus víctimas. Sus macabros métodos fueron lo que más llamó la atención de los investigadores: desmembraba sus cuerpos, diluía las partes en ácido y después almacenaba los huesos que quedaban. Algunas veces, incluso se comía los restos.

Dahmer fue detenido en septiembre de 1991 y fue condenado en 1992 a cadena perpetua por quince de sus crímenes. Durante el juicio se le diagnosticaron trastorno límite de la personalidad, trastorno esquizotípico de la personalidad y trastorno psicótico, aunque fue declarado legalmente cuerdo. Internó en la cárcel de Columbia, donde permaneció hasta su muerte en noviembre de 1994.

Dahmer y su muerte

El 'carnicero de Milwaukee' fue asesinado por un compañero de prisión, Cristopher Scarver. Junto con otro recluso, Jesse Anderson, se encontraban encargados de limpiar algunas estancias de la cárcel. En un momento en el que se quedaron sin vigilancia, Scarver golpeó con una barra de metal en la cabeza a Dahmer hasta que lo mató. Posteriormente dio muerte a Anderson de la misma forma.

Scarver y Dahmer no habían tenido interacciones previas, pero el primero conocía al segundo. Aprovechó un momento en el que estaban solos para asesinarlo. En una entrevista con el New York Post, el asesino reconoció que el trato del protagonista de la serie con el resto de los reclusos y funcionarios era malo y que, a menudo, había discusiones.

"Algunas personas que están en prisión están arrepentidas, pero él no era uno de ellos", declaró. "Creo que los funcionarios tuvieron algo que ver con lo que sucedió", expresó insistiendo en la coincidencia de que los guardias hubieran desaparecido un tiempo antes del suceso.

Imagenes de los asesinatos