Además del rapero estadounidense, Foo Fighters y The Go-Go’s también fueron seleccionados para ingresar a dicha fundación en su primer año

ESTADOS UNIDOS.- Jay-Z ingresó al Salón de la Fama del Rock & Roll en su primer año como nominado, lo que generó controversia en redes sociales debido a que este mérito no lo han obtenido agrupaciones como Rage Against The Machine y Iron Maiden. Los usuarios criticaron que estas bandas hayan quedado afuera y cuestionaron la legitimidad de la institución.

 

“Jay-Z entra al Salón de la Fama del Rock & Roll, pero Iron Maiden no. Eso les dice todo de cuánta credibilidad tiene esta institución. ¡Absurdo!”, “No entiendo por qué Iron Maiden no será parte del Salón de la Fama del rock. Nos guste o no, esa banda es influencia grande desde finales de los 70″, fueron algunos comentarios en Twitter, donde la noticia se volvió tendencia.

 

Y es que a pesar del éxito que ha tenido Jay-Z en su carrera musical con 23 premios Grammy 14 álbumes en el número 1 de la lista Billboard 200, Iron Maiden lleva más de 15 años sin ser seleccionados para formar parte de los artistas más influyentes de la industria musical, según la fundación y museo situado en Ohio, Estados Unidos: “No ingresó Iron Maiden al Hall of Fame del Rock, pero sí ingresan unos que ni rock tocan...”, cuestionó un internauta.

 

Además del rapero estadounidense, Foo Fighters y The Go-Go’s también fueron seleccionados para ingresar a dicha fundación en su primer año como nominados: “Nunca he sido muy fan de Iron Maiden, me gusta más Foo Fighters, pero si me preguntan quién debería entrar antes en el Salón de la Fama del Rock and Roll, sin duda reconocería la historia y trayectoria de los Maiden”, opinó un usuario de Twitter.

 

Cabe mencionar que Bruce Dickinson, vocalista de Iron Maiden, ha criticado en más de una ocasión a la institución encargada de elegir a los miembros del Salón de la Fama: “Creo que el Salón de la Fama del Rock & Roll está lleno de completos idiotas para ser honesto contigo. Está dirigido por una bola de malditos americanos mojigatos que no sabrían que es rock and roll aunque les pegara en la cara”, dijo el artista en respuesta a un fanático durante un evento en Melbourne, Australia.

 

Otro miembro de la agrupación, el bajista Steve Harris, aseguró que no considera relevante conseguir este mérito: “No me importa que no estemos en cosas así. No pienso en cosas como esa. Es muy bueno si la gente te da premios o reconocimientos, pero no entramos en el negocio por ese tipo de cosas. Ciertamente no voy a perder el sueño si no lo hacemos”, declaró en una entrevista con la revista Rolling Stone.

 

Tina Turner, Carole King, Todd Rundgren y el grupo alemán Kraftwerk, también fueron elegidos para ingresar al Salón de la Fama del Rock. Los nuevos artistas de esta selecta lista serán homenajeados durante una ceremonia de incorporación, la cual se celebrará el 30 de octubre en Cleveland y contará con música en vivo.

 

Cinco de los seis artistas y grupos seleccionados siguen en activo, sólo Turner está retirada. En cuanto al concierto de homenaje, el salón planea reclutar a Beyoncé para la presentación en vivo, el cual podría ser uno de los primeros grandes conciertos desde que la industria musical se vio afectada por la pandemia mundial.

 

“Realmente lo vemos como una verdadera celebración de la reapertura de la música, no sólo en Estados Unidos sino en el mundo”, dijo John Sykes, presidente de la Fundación Salón de la Fama del Rock and Roll, en una entrevista con The Associated Press, según Infobae.