Según el interprete se tiene que buscar un arreglista que sea productor de merengue, buscar coristas, músicos, pagar estudio de grabación y un sin número de cosas para poder producir un merengue, y eso lleva un costo de unos 200 mil pesos.

SANTO DOMINGO.-El merenguero kinito Méndez que se ha dificultado la grabación de merengues en el país ya que por la cantidad de músicos, estudios y promoción que ello requiere, lo que dificulta que los jóvenes que quieren incursionar en ese ritmo no puedan hacerlo.

“Antes nosotros entrábamos porque estaban las disqueras, Juan & Nelson, Karen Record, Kubaney y otros sellos discográficos que le daban cabida a los nuevos talentos", dijo el merenguero.

Según el interprete se tiene que buscar un arreglista que sea productor de merengue, buscar coristas, músicos, pagar estudio de grabación y un sin número de cosas para poder producir un merengue, y eso lleva un costo de unos 200 mil pesos.

En una entrevista en un programa de radio "El hombre merengue" afirmó que la grabación de un solo merengue sobrepasa los 200 mil pesos, sin el costo de mercadeo y promoción que conlleva.

“La grabación implica conseguir un compositor, un arreglista, reunir a los músicos y apartar un estudio para la grabación, y lo más engorroso para un merenguero es el tema de la promoción (payola) que se requiere de una inversión económica”, explicó.

 

Kinito se comprometió a grabar con nuevos talentos en una producción completa, para ayudar a nuevos talentos del género.

Por otro lado, Kinito señaló que mantiene buenas relaciones políticas con todos los partidos del país.

"Yo nunca he tenido problemas con ningún político, soy amigo de todos. Cuando Leonel ganó se promovió con un tema mío, Danilo también y Luis Abinader en su primera candidatura hizo su campaña con un merengue mío también", comentó el intérprete de “a palo limpio”.

Asimismo calificó el primer año de gobierno del PRM como “de luces y sombras”, debido a que, Abinader asumió al poder en una época "sui generis" a raíz de la pandemia motivada por la propagación del COVID-19.