La noticia la dio a conocer Tiffany a través de su cuenta de Instagram con un mensaje y una foto de ambos. 

ESTADOS UNIDOS.- Tiffany Ortiz, esposa del exbeisbolista dominicano de las Grandes Ligas David Ortiz, anunció este lunes, a través de su cuenta de Instagram, la separación de la pareja tras 25 años de matrimonio.

"En los últimos 25 años, David y yo hemos compartido una hermosa aventura en el amor y como socios. Hemos tomado la decisión de ir juntos a una nueva fase de nuestro viaje de vida, no como pareja, sino como amigos y padres de nuestros maravillosos hijos", escribió la estadounidense.

'Big Papi' y Tiffany Ortiz tienen tres hijos.

La información se produce justo el día en que una expareja sentimental de Ortiz -madre de uno de sus hijos- acusó de desacato a la fiscal de Santo Domingo, Rosalba Ramos, en un caso de supuesta violencia machista que involucra al expelotero.

Ortiz se retiró del béisbol tras concluir la temporada de 2016, luego de ser parte de tres equipos campeones de la Serie Mundial de los Medias Rojas, incluyendo la temporada de 2013 cuando fue elegido el Jugador Más Valioso de esa final.

El popularmente conocido 'Big Papi' figura por primera vez en las papeletas para elegir a los miembros del Salón de la Fama de Cooperstown, en la Clase 2022, cuyos nombres se anunciarán en enero venidero.

El exprimera base y bateador designado concluyó su carrera con un promedio al bate de .286, 541 cuadrangulares, 1.768 carreras empujadas, 1.419 anotadas, 632 dobletes, un porcentaje de embasarse de .380 y .931 en OPS, que suma a ese promedio el que alcanzó con sus batazos, bases por bolas u otra forma de llegar a las bases.

Durante sus 20 temporadas en las Grandes Ligas, las primeras seis con los Mellizos de Minnesota, Ortiz fue convocado 10 veces al Juego de Estrellas, obtuvo siete premios Bate de Plata y dos veces fue reconocido con el premio Hank Aaron, que reconoce a los peloteros que se destacan en ayudar a sus comunidades.

Ortiz tiene una fundación con su mismo nombre que recauda fondos que permiten la intervención quirúrgica de niños con problemas cardíacos en República Dominicana y Estados Unidos.