La demanda describe una terminación "forzada" de su relación comercial, con Drucker alegando que Martin la manipuló y mintió regularmente.

REDACCIÓN.- El cantante puertorriqueño Ricky Martin está siendo demandado por más de 3 millones de dólares en comisiones impagas por su exgerente, Rebecca Drucker, según documentos legales.

La demanda presentada ante el Tribunal del Distrito Central de Los Ángeles, Estados Unidos, alega que Drucker guió a Martin a través de "contratos de grabación, giras y acuerdos de patrocinio, y otros esfuerzos profesionales", y cita su gira por América del Norte con Enrique Iglesias. "Con Rebecca a su lado, Martin ganó millones de dólares y, por lo tanto, le debe a Rebecca comisiones sustanciales", afirma la queja de 15 páginas.

El documento también se refiere a un incidente que supuestamente ocurrió en septiembre de 2020, donde Drucker afirma que Martin fue amenazado con una "acusación que podría poner fin a su carrera". También argumenta que debido a su guía, él pudo "salir ileso y proceder con su resurgimiento profesional".

La demanda describe una terminación "forzada" de su relación comercial, con Drucker alegando que Martin la manipuló y mintió regularmente, lo que finalmente llevó a su renuncia en abril de este año. También dice que el cantante "ahora la ha amenazado" para que permanezca en silencio con un acuerdo de confidencialidad, al que ella se negó.

Drucker ha exigido un juicio por jurado sobre todos los temas y causas de acción, según Variety.