REDACCIÓN INTERNACIONAL.- Luego de que lanzaran su esperado single en conjunto, Pretty Girls, la relación entre Britney Spears e Iggy Azalea no terminó de la mejor manera. La rapera australiana se quejó a través de las redes sociales del fracaso comercial del tema, culpando a la falta de promoción y de contenido.

"Es difícil que una canción escale en los rankings sin promoción adicional y presentaciones televisivas, y demás. Desafortunadamente sólo aparezco como invitada", escribió.

Luego, Azalea agregó que sus comentarios estaban basados en hechos. "No tengo que lamerle el culo a la mina para ser su amiga, ¿no?", agregó.

Sin perder tiempo, Britney respondió irónicamente en su Twitter: "No puedo esperar a volver a Las Vegas. Muy agradecida de tener shows para lo que queda del año... #YouWantAPieceOfMe".

 

Fuente: mdzol.com