Habló por primera vez sobre los atentados que le han ocurrido en los últimos meses y responsabilizó a un hombre llamado Ariel Antonio Almánzar,  “Bibi top dollar”.

 SANTO DOMINGO.- El Alfa, reaccionó este lunes a través de su cuenta Instagram por primera vez desde que fue quemado su Bugatti el, donde mencionó el nombre de una persona con quien ha tenido inconvenientes desde que llegó a Miami.

Habló por primera vez sobre los atentados que le han ocurrido en los últimos meses y responsabilizó a un hombre llamado Ariel Antonio Almánzar,  “Bibi top dollar”.

Según el artista, "Bibi" lo contactó para que grabara con el también cantante urbano El Mayor Clásico “obligatoriamente” y como él en ese momento se negó, el referido hombre supuestamente lo amenazó.

“Llegue a Miami con ganas de seguir creciendo y de abrir las puertas que nunca se han abierto, de la nada aparece esta persona @topdollarbibi (ARIEL ANTONIO ALMANZAR) y me dice que tengo que grabar con el Artista Urbano El Mayor Clasico obligatoriamente. Mi respuesta en ese momento fue que tenía algunos proyectos pendientes y que más adelante le avisaría”, escribió El Alfa en su cuenta en la red social Instagram, en un post que tituló “La verdad os hará libre”. Me respondió: en miami controlo yo y si no grabo voy a pagar las consecuencias. Antes de irse me dijo: ¡¡¡yo soy un hombre muy peligroso!!!”.

 

Dijo que a los pocos días de la conversación tuvo el incidente donde su vehículo Roll Royce, recibió varios disparos y luego de ese atentado le quemaron si carro Bugatti en el parqueo de su residencia.

“La realidad es que ya no se que hacer. Solo quiero seguir logrando mi sueño y darle lo mejor a mi familia Y a mis fanaticos” dijo.

El artista agradeció a sus fanáticos y familiares por estar pendiente y desmotrarle cariño.

“Yo prefiero pagar las consecuencias y que mañana un joven de mi país no se tope con esta extorsión y pueda llegar a la meta sin dolores de cabeza cómo lo estoy viviendo yo” expresó.

El artista agradeció a sus fanáticos y familiares por estar pendiente y desmotrarle cariño.