Y es que vaya donde vaya, la hermana más famosa del Clan no puede pasar desapercibida. Por eso, se decantó por unas deportivas negras, una falda pantalón del mismo color y un mini top a juego que no dejaba nada a la imaginación.

REDACCIÓN INTERNACIONAL.- Kim Kardashian continúa deleitando a sus seguidores de Instagram con recuerdos de su viaje a Bali, donde estuvo hace unos meses con sus hermanas Kourtney y Khloé y hace apenas unas semanas con su marido Kanye West.

Esta vez ha tocado el turno de compartir algunas fotografías de su viaje más reciente con el rapero. Durante sus días en la isla, el matrimonio estuvo en un santuario de elefantes al que la celebridad fue con un conjunto de lo más revelador.

Y es que vaya donde vaya, la hermana más famosa del Clan no puede pasar desapercibida. Por eso, se decantó por unas deportivas negras, una falda pantalón del mismo color y un mini top a juego que no dejaba nada a la imaginación.

"Echando de menos Bali y el increíble santuario de elefantes", ha escrito junto a la colección de postales en la que vemos a la socialité con un espectacular escote y a su marido en medio de la naturaleza.

Mientras algunos de sus seguidores comentan con iconos de fuego y aplauden la belleza de la estrella de la televisión, otros están muy disgustados con esta fotografía ya que aseguran que fomentan el maltrato animal: "Montar sobre elefantes no les ayuda", "Un santuario real no deja que la gente se monte sobre elefantes" o "Estáis incentivando el maltrato animal".

Tan sólo tres días atrás, la miembro más mediática de la familia compartía unas fotografías en bikini de su travesía con sus hermanas. Con ellas, conseguía asombrar a sus fans con su espléndida figura.

Por otra parte, Kim y Kanye están esperando ya la llegada inminente de su cuarto hijo que nacerá por gestación subrogada en unas semanas. Este nuevo miembro se sumará a la familia que han formado con sus retoños Saint, North y Chicago.

Fuente: CiberCuba