Kenneth fue condenado en 1995 por intento de violación a una adolescente de 16 años.

Redacción.- Un año de prisión domiciliaria tendrá que cumplir Kenneth Petty, el esposo de Nicki Minaj, tras haber sido acusado por una mujer que lo señaló por asalto sexual hace más de 25 años.

El antiguo convicto se libró de enfrentar a una década entre rejas por cometer un delito federal, luego de que en 2020 se declarara culpable a pesar de que en un primer momento había defendido su inocencia.

Todo apunta a que su cambio de actitud se debe al acuerdo que firmó con la fiscalía el pasado agosto tras ser arrestado unos meses antes. En la audiencia para dictar su sentencia, que sufrió múltiples aplazamientos, también se le ha impuesto una multa de $55,000 dólares.

Acusación

Kenneth fue condenado en 1995 por intento de violación a una adolescente de 16 años y pasó más de cuatro en una cárcel de Nueva York.

En septiembre de 2021, la víctima concedió una entrevista televisiva en la que explicó que Kenneth la abordó mientras esperaba el autobús y la amenazó con un cuchillo para que lo siguiera a una casa, donde se produjo la agresión sexual. Aunque en un principio se enfrentaba a un cargo por violación de primer grado, acabó siendo condenado solo por un intento de violación tras llegar a otro acuerdo con la fiscalía.

Sin embargo, Nicki sostiene que su esposo fue falsamente acusado y asegura en aquella época la joven mantenía una relación sentimental e incluso trató de retractarse más tarde de sus acusaciones, aunque habría cambiado de idea por miedo a las consecuencias, algo que la aludida niega rotundamente.