REDACCIÓN INTERNACIONAL.- El estudiante transgénero británico Kairah Kelly (quien solía llevar el nombre Tyler), de 15 años, ha decidido pasar por una transformación radical para dejar atrás su aspecto masculino y ser idéntico a su modelo favorita, la estadounidense Kim Kardashian, informa el diario 'Mirror'.

Kelly aprovechó sus vacaciones del año escolar para alterar su aspecto: se puso largo cabello negro y perfiló las cejas. Al llegar a su escuela no fue reconocido por nadie. "Estaba tan nervioso cuando me presenté mi primer día, pero necesitaba hacerlo. Todos me apoyaron y me sentí feliz", recuerda el joven.

Kelly se había declarado gay a los 13 años, pero afirma que no sabía que eso no era precisamente lo que sentía. Según el joven, fue un video de una mujer transgénero que relataba su historia lo que le ayudó a comprender qué le pasaba. El estudiante ha admirado desde hace años a las hermanas Kardashian, por lo que decidió ser similar a ellas. Ahora al fin se siente feliz con su identidad y se posa con orgullo en las redes sociales