El deceso de Jaime Garza ocurrió en la tranquilidad de su casa

MÉXICO.- El actor mexicano, Jaime Garza, falleció a los 67 años por complicaciones de la diabetes que padeció por varios años y por la que incluso le amputaron una pierna.

 

La noticia fue confirmada esta mañana por su ex esposa, la actriz Rosita Pelayo, quien destacó que el deceso ocurrió en la tranquilidad de su casa, acompañado por su hermana Ana Silvia Garza y su papá.

 

“Sí estoy muy triste, por mi Jaimito, porque sí nos separamos pero siempre queriéndonos, nunca nos dejamos de hablar, siempre estuvimos preocupados el uno por el otro y me cayó fuertísima la noticia. Él ya estaba enfirmito, no estaba muy bien y así es la vida, nos tenemos que ir”, contó en entrevista con Sale el Sol.

 

La actriz recordó que Jaime Garza padecía diabetes desde hace años y que por esta enfermedad incluso le amputaron una pierna y le practicaron otra operación en su otra extremidad.

 

El deceso de Jaime Garza ocurrió en la tranquilidad de su casa.

“Le hicieron otra operación en la pierna, en la que le quedaba, no sé a bien cómo fue la operación, pero él me decía ‘me rasparon’ y no sé que tanto le hicieron, pero sí fuertísima porque me contó ‘me duele horrible, no sabes lo horrible que me duele la pierna’”, añadió.

 

El actor tuvo una amplia trayectoria artística, por lo que incursionó en el cine, teatro y la televisión. Su última participación fue en la telenovela El bienamado en 2017 y será recordado por sus participaciones en la pantalla chica en Como Dios manda, Cachún cachún ra ra!, Rosa Salvaje, Simplemente María, El vuelo del águila, Salomé y ¡Vivan los niños!, entre otros más.

 

Fue uno de los estudiantes fundadores del Centro Teatral de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y debutó en la industria en 1973 dentro del programa infantil Plaza Sésamo, lo que lo llevó a otros famosos programas unitarios como Mujer... Casos De La Vida Real y La rosa de Guadalupe

 

En el teatro también tuvo otras grandes participaciones, principalmente en el montaje Equus, donde, y según Rosita Pelayo, fue catalogado como un Adonis. Los musicales Evita, Venga toda la Gente o El show de Terror de Rocky estuvieron dentro de su amplio currículum.

 

El actor fue considerado un galán en su época y también tuvo un amplio historial amoroso, pero el noviazgo que sostuvo con Viridiana Alatriste lo marcó de por vida. En su juventud sostuvo un romance con la hija de Silvia Pinal, a quien calificó como su “gran amor” y que falleció en 1982 en un accidente automovilístico.

 

Estuvo casado en tres ocasiones. La primera ocasión fue con la actriz Alma Delfina, con quien coincidió en el rodaje de la telenovela Guadalupe; después contrajo nupcias con Rosita Pelayo y finalmente con Natalia Toledo, hija del artista Francisco Toledo, relación que también concluyó.

 

El actor y escritor no tuvo hijos y durante sus últimos días estuvo acompañado de su papá y de la familia de su hermana, Ana Silvia Garza, por lo que fue tío de la actriz y cantante, Mariana Garza.