Tony Scott (archivo de EFE)

LOS ÁNGELES, EE.UU.- La familia del cineasta Tony Scott negó que el director de "Top Gun" padeciera una enfermedad grave que le llevara a tomar la decisión de saltar desde un puente el pasado domingo en la zona portuaria de Los Ángeles, según publicó este martes la prensa de Estados Unidos.

Scott, de 68 años, falleció en un aparente suicidio cuyas motivaciones se investigan y que según la cadena de televisión ABC responderían a un supuesto tumor cerebral inoperable que padecía.

Los allegados del director rechazaron esa posibilidad según publicó la web de famosos TMZ, que citó fuentes familiares e incluso aseguró que la mujer del realizador, Donna Wilson, confirmó que Scott carecía de "problemas médicos severos" que le hubieran empujado a quitarse su propia vida.

Los médicos forenses aún no han revelado los resultados de la autopsia.

Según publicó el diario Los Angeles Times, varias personas vieron cómo en torno al mediodía del domingo un hombre, identificado posteriormente como Tony Scott, escalaba la valla de seguridad de tres metros de altura de uno de los puentes del área del puerto de Los Ángeles y se arrojaba al vacío desde esa estructura que se eleva unos cien metros del suelo.

El cuerpo fue localizado con equipos de rastreo submarino por la policía del puerto.

Las autoridades investigan el caso como un aparente suicidio. El director de "Spy Game" dejó a la policía una nota que, según TMZ, contenía un listado de nombres a los que contactar tras su muerte.