SANTO DOMINGO, República Dominicana.-Freddy Beras Goico además de ser un artista completo, también era un hombre de criterios sociales y reaccionaba críticamente ante las injusticias al pueblo.

Poseedor de una reputación intachable, Freddy siempre apeló con entereza a formar una sociedad justa y equitativa para todos los dominicanos.

Su risa contagiosa a veces cesaba para dar paso a un hombre que nos hacia reflexionar.

Sus criticas eran directas y contundentes, no era hombre de titubeos a la hora de denunciar, lo que a su juicio, afectaba negativamente a la población, sin importar de quien o quines se tratara.

Pese a que su trayectoria humorística siempre estuvo acompañada de sus ataques a las malas acciones políticas y sociales, nunca perdió la capacidad de asombro.

Sus fuertes comentarios abarcaron desde políticos, funcionarios, empresarios, activistas, en fin, todo aquel que desde el concepto moral de Freddy, actuara de forma incorrecta o en detrimento de la ciudadanía.

Con una visión autentica de la democracia, amante de la igualdad social, y un fiel creyente de Dios, Freddy siempre fue la riza de todos y a la vez la voz de los que no se escuchan.