La actriz, que cuenta con más de 11 millones de seguidores solo en Instagram, reveló que su inseguridad se originó a raíz de un problema de salud que sufrió y que la hizo subir de peso

ESTADOS UNIDOS. La presión por no llegar a cumplir con los estándares de belleza impuestos por la sociedad, especialmente en las redes sociales, donde las comparaciones están a la orden del día, terminó por pasar factura a Gaby Espino. Así lo reveló la actriz de exitosas telenovelas de Telemundo como Más sabe el diablo y Santa Diabla en una reciente entrevista con el periodista venezolano Luis Olavarrieta, donde la también influencer abrió como pocas veces sucede su corazón y habló de esta difícil etapa de su vida y cómo logró salir adelante.

 

"Siendo figura pública siempre estamos expuestos, expuestos a todo, a las críticas, a las palabras de miles de personas […], pero a través de las redes sociales todo ha cambiado, es una locura. Y más allá de ser figura pública yo creo que se han creado unos estándares de comparaciones bárbaros, una fantasía en las redes sociales, unas cosas que no son reales, que a veces hasta nosotros mismos caemos a la hora de: 'Voy a poner una foto, esta no porque entonces van a decir…'. Y cuando yo me encuentro en ese momento diciéndome eso a mí misma yo digo: 'Ya va, espérame, o sea no'. Y a veces uno es juzgado muy fuerte por los demás, somos seres humanos y a veces nos afecta", comenzó sincerándose la estrella venezolana.

 

La actriz, que cuenta con más de 11 millones de seguidores solo en Instagram, reveló que su inseguridad se originó a raíz de un problema de salud que sufrió y que la hizo subir de peso.

 

"Yo tuve una subida de peso impresionante por problemas de salud, problemas hormonales, y eso me generó muchísima inseguridad porque yo estoy en un medio [en el] que estás siendo observado, juzgado constantemente", aseveró la mamá de Oriana y Nickolas.

 

 

Espino reconoció que la irrupción de la pandemia y los meses de cuarentena que estuvo cerca de su familia la ayudó "muchísimo" a sanar y a salir de ese bache en el que se encontraba.

 

"Lo que me hizo equilibrar otra vez, lo que me hizo llegar otra vez a tierra es eso que yo tengo en tierra que son mis hijos, que es mi familia, que es mi vida real, y me ocupé y ya y resolví y me puse con médicos y empezamos a hacer ejercicio. La pandemia me ayudó muchísimo. Creo que la cuarentena cada ser humano la utilizó para lo que su alma necesitaba, yo necesitaba tiempo para mí, necesitaba tiempo en mi casa y me lo disfruté muchísimo", expresó

 

 

"Ese proceso digamos de depresión que gracias a Dios pude solventarlo y pude salir rápidamente y airosa de todo esto fue durante la pandemia, entonces fue como entrar y pasarlo y curarme porque tuve el tiempo y lo entendí y lo concienticé me está pasando esto y fue maravilloso. El tiempo para mí de la pandemia fue un regalo", afirmó.  Según People.