Agregó que ahora siempre lleva con ella un baumanometro con el que mide su presión. “Cargo con mi aparato de la presión, antes cargaba con los tacones en la mano, ahora cargo con el aparato, pero todo bajo control”, dijo.

REDACCIÓN INTERNACIONAL.-Galilea Montijo no se ha presentado en Hoy, programa que conduce, debido a problemas de salud de los cuales ya había hablado, sin embargo, esta tarde confirmó que se trata de no sólo una secuela que su contagio de COVID-19 le dejó, sino que es una enfermedad de por vida.

Desde la semana pasada Galilea Montijo se ausentó del matutino Hoy, lo que provocó que surgieran teorías acerca de problemas en su vida personal que no le permitían continuar con su trabajo. Una de las versiones que más circuló fue la que apuntaba a que todo se debía a los problemas con la justicia por los que está pasando su amiga y comadre Inés Gómez Mont, en otra se dijo que había decidido decirle adiós a Televisa.

 No obstante, la misma conductora se presentó al programa durante la semana y declaró que se iba a tomar un descanso ya que su salud así se lo pedía, pues recordó que desde septiembre las secuelas por COVID-19 le produjeron un derrame en el corazón y peritonitis.

Álex Kaffie en su columna Sin Lisonja reveló que los problemas de Montijo la llevaron, incluso, al hospital.

Fue este viernes, a su salida de las instalaciones de Televisa, que la presentadora se dejó entrevistar y confirmó que su salud no ha estado en sus mejores condiciones, lo que la orilló a tomarse un descanso de las cámaras, aunque no ha dejado de trabajar.

Galilea confesó a la cámara de Eden Dorantes que comenzó a sentirse mal después de su contagio y tuvo que ir al cardiólogo, quien le recomendó tomarse unos días de reposo, además de que la diagnosticó y medicó para estabilizarla, porque además de una pericarditis, también sufre de una enfermedad de por vida, que es la hipertensión.

La hipertensión es una afección que ha sufrido gran parte de la familia de Galilea, comentó. No sólo es su mamá quien la padece, sino también la sufrieron sus tías. “Una tía mía, hermana de mi mamá, murió a los 21 años con ocho paros cardiacos. Entonces, sabemos de esos problemas en la familia, sí nos tenemos que cuidar”, dijo.

Acerca de su derrame, aseguró que aunque suene algo muy escandaloso, como toda enfermedad, si es tratada a tiempo puede controlarse, y ese es su caso. Señaló que, según lo que le explicó su médico, su corazón expulsó un líquido cuando se contagió de la enfermedad del SARS-CoV-2, así que ahora necesita eliminar esa sustancia de su cuerpo y es con medicamento, pero no es algo de lo que se tenga que preocupar ahora.

Agregó que ahora siempre lleva con ella un baumanometro con el que mide su presión. “Cargo con mi aparato de la presión, antes cargaba con los tacones en la mano, ahora cargo con el aparato, pero todo bajo control”, dijo.

Los reporteros también la cuestionaron acerca de lo acontecido con Inés Gómez Mont, quien actualmente cuenta con una ficha roja de la Interpol por presuntamente haberse enriquecido de forma ilícita. Montijo declaró que prefería no hablar acerca del tema y rechazó preguntas acerca de su amiga.

Según recordó Galilea, la última vez que declaró algo acerca de un caso similar, sus comentarios fueron tergiversados y es por ello que prefiere no hablar del tema. También mencionó que desconoce qué este sucediendo, por lo que no podría decir mucho.

Sobre su supuesta salida de Televisa, dijo que por el momento seguirá siendo parte de Hoy, aunque tiene otros planes de los cuales sus jefes ya están enterados, así que no tiene planeado despedirse de la empresa de los Azcárraga.