En una rueda de prensa, el jefe de Policía de Houston, Troy Finner, enfatizó que se trata solo de una teoría que además ha estado circulando por redes sociales y pidió dar tiempo a la investigación para poder averiguar exactamente qué ocurrió.

WASHINGTON.- Las autoridades locales de Houston (Texas, EE.UU.) revelaron este sábado que hubo varias sobredosis de opioides en el concierto del rapero Travis Scott en el que, al menos, ocho personas murieron.

La revelación sobre las dosis es importante porque una de las hipótesis que barajan las autoridades es que alguien intentó inyectar drogas a los espectadores y eso provocó la estampida que acabó matando a ocho personas.

En una rueda de prensa, el jefe de Policía de Houston, Troy Finner, enfatizó que se trata solo de una teoría que además ha estado circulando por redes sociales y pidió dar tiempo a la investigación para poder averiguar exactamente qué ocurrió.

No obstante, explicó que un oficial de seguridad recibió un "pinchazo" en el cuello cuando intentaba inmovilizar a alguien durante el concierto.

Ese agente perdió el conocimiento y, para recobrarlo, tuvo que recibir un fármaco llamado Naloxona y que sirve para revertir rápidamente una sobredosis de opioides.

Las autoridades locales apenas ofrecieron más detalles, pero ante la insistencia de los periodistas, el jefe de bomberos de Houston, Sam Peña, explicó que el personal médico que estaba en el concierto tuvo que administrar "varias" dosis de Naloxona, pero no dio un número exacto.

Finner explicó que la investigación tiene carácter criminal y están implicadas las unidades de homicidios y narcóticos del departamento de Policía de Houston.

En la noche del viernes, unas 50.000 personas acudieron al concierto de Scott en el festival de música Astroworld en Houston cuando una multitud empezó a empujar hacia el escenario, lo que desató el pánico y acabó con al menos ocho personas fallecidas.

Entre los fallecidos había dos menores, de 14 y 16 años, así como dos personas de 21 años, otras dos de 23 y una de 27, además de otro varón que no ha sido identificado, indicaron las autoridades en su rueda de prensa.

Además, 25 personas fueron hospitalizadas y, de esas, 13 siguen recibiendo atención médica.

Unas 300 personas también fueron examinadas en un hospital de campaña cerca del complejo deportivo y de ocio NRG Park donde se produjo el concierto.