El concierto se llevó a cabo con el fin de recaudar fondos para la educación, la atención médica, las personas sin hogar y la justicia social en Los Ángeles.

REDACCIÓN.-Luego de que Jennifer López tuviera una presentación en el Dodgers Stadium de Los Ángeles, junto a su hija Emme Muñiz, donde la trató con 'lenguaje inclusivo', la lluvia de críticas le llovió a la diva del Bronx.

López llamó a Emme “mi pareja de dueto favorita”, y le dijo a la multitud: "La última vez que actuamos juntes fue en un gran estadio como este, y le pido que cante conmigo todo el tiempo, y no lo hace. Así que esta es una ocasión muy especial".

 "Elle está muy ocupade, reservade y me cuesta mucho cuando elle sale, pero vale cada centavo porque es mi socie directe favorite de todos los tiempos, así que si me permiten".

Last night … @Dodgers #LADFGala

La audiencia se sintió impresionada al escuchar hablando así a la también bailarina, aunque también se pudiera tratar de darle libertad a su hija de que sea lo que realmente siente sin importar las críticas de la sociedad que siempre van a terminar existiendo.

Este revuelo se une a las infinidades de comentarios negativos que se han registrado por la vestimenta que usa la adolescente. Además, la madre de Emme también ha sido criticada por permitir que utilice ciertos atuendos que muchos consideran que no van acorde ni a su sexualidad ni a su edad.

Fue aproximadamente en el año 2014 cuando López dijo que en todo momento iba a estar apoyando a sus hijos “sea cual sea su orientación sexual”.

El concierto se llevó a cabo con el fin de recaudar fondos para la educación, la atención médica, las personas sin hogar y la justicia social en Los Ángeles.