Jennifer López y Ben Affleck se casaron el pasado 16 de julio mediante una íntima ceremonia en A Little White Wedding Chapel, de Las Vegas, y solo estuvieron presentes Emme, hija de JLo y Marc Anthony, Seraphina, hija de Ben y Jennifer Garner.

REDACCIÓN.- Luego de su reciente enlace matrimonial en Las Vegas y su romántica luna de miel en Europa, Jennifer López y Ben Affleck se tomarán un tiempo separados a fin de concentrarse en sus proyectos personales.

De acuerdo con el medio Hollywood Life, la pareja tomó esta decisión a pocos días de su boda porque quieren fortalecer sus lazos. Lo hacen por el bien de la conexión que existe entre ambos y para no perder la magia.

Sin embargo, los seguidores de ambos actores comenzaron a reaccionar preocupados por la tan inesperada noticia, ya que hace apenas unos días se les pudo observar contentos en compañía de sus hijos paseando por las calles de París, Francia, durante su luna de miel.

«Ellos creen que pasar tiempo separados el uno del otro, los hace más fuertes y es perfecto porque cuando están separados, están ganando una cantidad extrema de dinero. Es una situación en la que todos ganan», añadió la fuente.

Lo importante de todo esto es que aunque no se encuentran en el mismo lugar, JLo y Ben hablan todos los días, por ello creen que su relación se fortalecerá después de implementar esta medida.

«Siempre se están hablando, enviando mensajes de texto y videollamadas cuando están separados trabajando. Y el tiempo que pasan lejos el uno del otro hace que reunirse de nuevo sea mucho mejor. A JLo le encanta el hecho de que sabe que su esposo estará allí para ella pase lo que pase”, concluyó el informante.

Jennifer López y Ben Affleck se casaron el pasado 16 de julio mediante una íntima ceremonia en A Little White Wedding Chapel, de Las Vegas, y solo estuvieron presentes Emme, hija de JLo y Marc Anthony, Seraphina, hija de Ben y Jennifer Garner.