REDACCIÓN INTERNACIONAL.- Un hombre chino con cáncer terminal se ha casado con una muñeca inflable porque no quería dejar desamparada y desconsolada a una viuda de carne y hueso.

[gallery link="file" ids="430806,430807,430808,430809,430810,430811,430812"]

Según información de Dailymail, el hombre quiso experimentar el esplendor de una boda antes de morir pero no quería dejar a un ser humano triste tras su partida.

Para recrear su boda, el sujeto posó con su “novia” para muchas fotografías donde reinaban las joyas y los vestidos. Todo contó con detalles de una boda tradicional china.

Aunque el joven de 28 años de edad no se ha identificado, los internautas chinos han lanzado muchas teorías sobre el hecho.

Algunos califican su accionar de “tierno” y “generoso” y otros presumen que está ligada a una campaña de marketing inusual. Sea como fuera, el protagonista de esta historia dice estar muy feliz.