El cantante invierte en unos cigarros de cannabis que llevan el nombre de ‘Peaches’, al igual que la canción principal de su último álbum, y cuyo paquete se vende por 32 dólares

LOS ÁNGELES.- Justin Bieber es el último famoso que ha irrumpido en el negocio del cannabis. El cantante canadiense de 27 años se ha asociado a la compañía Palms, con sede en Los Ángeles (California), para crear una línea de cigarros ya liados de marihuana.

La colaboración lleva el nombre de Peaches, uno de sus últimos éxitos, incluido en su sexto álbum de estudio, Justice. Según la página web a través de la que se pueden adquirir sus productos, el paquete contiene siete cigarros cuyo conjunto suma un total de 3,5 gramos de cannabis.

El artículo completo, que también incluye un mechero con el nombre de la canción de Bieber, cuesta 32 dólares (27,60 euros) y saldrá a la venta en locales de Nevada y California (Estados Unidos) además de en la tienda online de la marca.

La colaboración con Bieber hace referencia a una de las frases del estribillo de la canción de Bieber: “I get my weed in California” (“Consigo mi hierba en California”). Esta destinará una parte de sus ganancias a apoyar a la comunidad Veterans Walk and Talk, un grupo de veteranos que aboga por el cannabis medicinal, y a Last Prisoners Project, una organización sin ánimo de lucro que pretende liberar a las personas condenadas por posesión de marihuana. “Ambas comunidades se alinean estrechamente con la misión de Palms de hacer que el cannabis sea accesible y generalizado para todos”, ha asegurado el director ejecutivo de la compañía, Noah Annes, a través de un comunicado a Bloomberg.

En ese mismo comunicado, el cantante ha declarado ser “un fan de Palms y de lo que están haciendo, al hacer accesible el cannabis y ayudando a desestigmatizarlo, especialmente para las muchas personas que lo encuentran útil para su salud mental”. Este es un mercado en auge en el que ya han invertido otros artistas. El rapero Jay-Z forma parte del equipo directivo de The Parent Company, que vende productos de cannabis, y otros actores como Gwyneth Paltrow y Rosario Dawson colaboran con un fabricante de bebidas que contienen THC Cann, el componente psicoactivo de la marihuana.

Numerosos científicos siguen estudiando los efectos del cannabis en la salud mental. El artículo Consumo de cannabis e indicadores de salud física y mental entre veteranos y no veteranos, publicado en 2020 por parte de investigadores de la Universidad de Columbia y el Instituto Psiquiátrico del Estado de Nueva York, reafirmó que la creencia popular de que la marihuana puede ayudar con la depresión está llevando a más pacientes a probarla, a pesar de que otros estudios han concluido que su uso podría empeorar los síntomas del trastorno.

El cantante de éxitos internacionales como Stay o Baby ya ha hablado anteriormente sobre las presiones del estrellato y el consumo de drogas, llegando a asegurar que ambos han influido en su salud mental a lo largo de su carrera. En un documental del canadiense publicado el pasado año en YouTube, Bieber confesó que probó la marihuana “cuando tenía 12 o 13 años” y que llegó a sentir dependencia de esta droga.

Tanto él como su mujer, la modelo Hailey Bieber, protagonizan el documental Our World (”Nuestro mundo”) de Prime Video, cuyo estreno mundial tendrá lugar el 8 de octubre y que promete ser el más personal publicado hasta la fecha.