El primer mitin electoral de Kanye West se retransmitió en Youtube y ha sido muy comentado a causa de las declaraciones y extraños comportamientos que tuvo ante la audiencia.

ESTADOS UNIDOS.- Kanye West está en boca de todo el mundo desde que decidiera presentarse a la candidatura para presidir los Estados Unidos de América. Y es que, como era de esperar, nada está siendo normal en su carrera a la presidencia. Después de un conato de abandono, el rapero ofreció un primer mitin lleno de momentos bizarros aunque lo que nadie esperaba era que luego acudiese a Twitter para descargar su rabia. ¿Contra quién? Contra su esposa, Kim Kardashian, y su suegra Kris Jenner.

El primer mitin electoral de Kanye West se retransmitió en Youtube y ha sido muy comentado a causa de las declaraciones y extraños comportamientos que tuvo ante la audiencia. Habló del aborto y terminó llorando al pensar que casi “acabó” con la vida de su hija mayor, North West, cuando le propuso a Kim Kardashian que interrumpiese su embarazo.

Más tarde se manifestó en favor de las armas y acabó invocando a Dios y a su fe cristiana en algunos de sus parlamentos. Pero lo peor estaba aún por llegar. Kanye West tomó su cuenta de Twitter y comenzó a publicar unos mensajes un tanto extraños que tenían un claro objeto de ataque: su esposa Kim Kardashian.

“Kim estaba tratando de volar a Wyoming con un médico para encerrarme como en la película Get Out porque lloré por salvar la vida de mis hijas ayer” publicó en primera instancia. Y es que parece que la influencer quería llevarlo a un centro de salud mental ya que, como muchos saben, el rapero sufre de trastorno bipolar.

El siguiente tuit también era una pulla envenenada hacia Kim Kardashian ya que afirmaba que nunca iba a permitir que su hija mayor posase desnuda (algo que su esposa ha hecho infinidad de veces): “Puse mi vida en mi Dios para que la madre de North nunca la fotografiara haciendo Playboy y eso es en Dios. Estoy en el rancho … ven a buscarme”.

A este tuit hay que añadir otro más en el que Kanye West afirmó que “Los hijos West jamás harán Playboy”, todo ello acompañado de una fotografía en la que el productor musical aparece rodeado de sus cuatro retoños.

Tras estos mensajes, Kanye West desvió la atención hacia su esposa y se focalizó en el mundo que envuelve a su familia política. “Amo a mi esposa. Mi familia tiene que estar junto a mi. Ya no es decisión de E! o NBC”, escribió mencionando al canal y estudio que producen el reality show Keeping Up With the Kardashians protagonizado por Kim Kardashian y su familia.

Y por último, un mensaje claro hacia Kris Jenner, su suegra: “Kris no juegues conmigo. Tú y ese tenéis prohibido estar cerca de mis hijos. Vosotros intentasteis encerrarme”. Los tuits han desaparecido del perfil de West a excepción del que afirmaba que sus hijos no posarían para Playboy.

De hecho, su último mensaje ha vuelto a sorprender a sus seguidores porque en él afirma que solo está focalizado en hacer música. Todos estos tuits podrían ser la prueba de que Kanye West está sufriendo un nuevo brote de su enfermedad mental y que, por tanto, su carrera hacia la Casa Blanca podría frenarse antes de tiempo.

Fuente: https://www.lavanguardia.com