La decisión de Bolsonaro de promover el desfile en medio de las diferentes crisis enfrentadas por Brasil generó críticas tanto de la izquierda como de partidos de derecha.

RÍO DE JANEIRO.- La cantante Anitta, reina brasileña del pop, acusó al presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, de arrojar la imagen del país a la cloaca, por el inusual desfile militar en Brasilia que presidió este martes para supuestamente intentar intimidar el Congreso.

"Es eso lo que Bolsonaro está haciendo cada día más y más. Tomando la imagen de nuestro país y arrojándola a la cloaca. Ningún otro país quiere tener relaciones con Brasil en este momento. Estamos aislados del mundo. Todo gracias a ese energúmeno que solo mira hacia su propio ombligo", aseguró la cantante de 27 años, con más de 50 millones de seguidores en Instagram, en un inusual mensaje de protesta política en sus redes sociales.

La brasileña, una de las intérpretes de música urbana con mayores ventas en América Latina, se pronunció contra el líder de la ultraderecha brasileña luego de que Bolsonaro organizara un insólito desfile de blindados frente al Palacio presidencial de Planalto.

El convoy de vehículos militares blindados de las tres Fuerzas Armadas desfiló hoy frente a la Presidencia y el Congreso en el marco de la Operación Formosa.

Pese a que esta operación es organizada anualmente por la Marina desde 1988 en Formosa, a unos 300 kilómetros de Brasilia, fue la primera vez que los blindados pasaron por Brasilia y fueron recibidos por un presidente de la República.

El desfile fue duramente criticado por la oposición brasileña, que acusó a Bolsonaro de intentar realizar una demostración de fuerza el mismo día en el que la Cámara de Diputados tiene previsto comenzar a votar una propuesta del mandatario para retomar el voto en papel, como complemento del actual sistema de voto electrónico.

Bolsonaro, quien buscará su reelección el próximo año, insiste, sin pruebas, que las urnas electrónicas fomentan "fraudes" y, por ello, presiona al Congreso para que apruebe un sistema mixto de voto electrónico y de papeletas.

"Parece un chiste, el político que impulsó su imagen y toda su campaña electoral mediante Internet, fake news y tecnología robot, ahora quiere que el pueblo vuelva a votar en papel", afirmó Anitta.

"El país deshaciéndose en precios altísimos, desempleo y muertes... y el presidente gastando el tiempo de las personas con la payasada del voto impreso... Alguien necesita enviarle un fax o un bip para mostrarle lo que de verdad necesita Brasil", agregó.

Anitta aseguró que, con el turismo internacional desapareciendo; la economía estancada; la población empobreciendo, perdiendo empleos y enfrentando inflación; y la inversión extranjera huyendo, "el desfile continúa".

"Estoy imaginando a los presidentes de los otros países sintiendo aquella vergüenza ajena", afirmó.

La decisión de Bolsonaro de promover el desfile en medio de las diferentes crisis enfrentadas por Brasil, desde la institucional hasta la económica y la generada por la pandemia de la covid-19, generó críticas tanto de la izquierda como de partidos de derecha.

El alcalde de Río de Janeiro, Eduardo Paes, del conservador Partido de la Social Democracia (PSD), igualmente fue irónico con el jefe de Estado y reprodujo en sus redes sociales un reportaje en el que el diario The Guardian se refiere al acto militar organizado por Bolsonaro como digno de una "república bananera".

"Qué vergüenza. Miren cómo el mundo nos ve hoy: República bananera", comentó el alcalde.