WASHINGTON, EE.UU.- El portavoz de la Casa Blanca Jay Carney expresó este lunes el pesar por la pérdida del "inmenso talento" de la cantante Whitney Houston, quien falleció este sábado a los 48 años de edad en un hotel de Los Ángeles por causas aún no precisadas.

Carney dijo que no ha hablado sobre la muerte de la artista con el presidente estadounidense, Barack Obama, y aunque no sabe si es fanático de la cantante indicó que "es difícil no ser un admirador del inmenso talento" de Whitney Houston.

"No he hablado con él (el presidente), pero sé que sus pensamientos y rezos están con ella y su familia, en especial con su hija", Bobbi Kristina, quien sufrió un ataque de ansiedad tras la muerte de su madre.

"Es una tragedia perder a alguien con talento a temprana edad", indicó Carney.

El departamento de policía de Beverly Hills mantiene abiertas todas las líneas de investigación en el caso de la muerte de la cantante, que fue encontrada inconsciente en la bañera de la habitación de su hotel y fue declarada muerta después de que los servicios de emergencia intentaran reanimarla.

La muerte de Houston ha conmocionado al mundo de la música en Estados Unidos, que le rindió homenaje ayer en la ceremonia de entrega de los premios Grammy.