Vargas expresó que, con la noticia del fallecimiento de la leyenda del merengue, le dieron un tiro en la cabeza.

SANTO DOMINGO, República Dominicana.-“Lo que ha pasado ha sido un acontecimiento, porque la música más alegre del mundo se quedó sin su papá, gracias a Dios que los papás dan hijos, sin Johnny Ventura, Wilfrido no estuviera hablando”, con esas palabras el destacado cantante, compositor, trompetista y letrista de merengue,  Wilfrido Vargas, recordó al fallecido interprete.

Vargas expresó que, con la noticia del fallecimiento de la leyenda del merengue, le dieron un tiro en la cabeza.

“Él decía que el merengue no puede morir porque no sabe hacerlo”, destacó antes entrar a la funeraria donde velan los restos de el Caballo Mayor, quien murió este miércoles de un paro cardíaco.

Dijo que la noticia de la muerte de su colega ha sido tan impactante como la de cualquier mandatario del mundo.