Durante esa charla, difundida tras conocerse el fallecimiento a los 99 años del consorte de la reina Isabel II en su residencia de Windsor, su hija Ana habló sobre varios aspectos de la longeva existencia de su progenitor.

LONDRES.- La princesa Ana de Inglaterra ha admitido que la vida sin su padre, el duque de Edimburgo, «será completamente diferente», en declaraciones durante una entrevista grabada antes de la muerte, este viernes, del príncipe Felipe por el canal ITV News.

Durante esa charla, difundida tras conocerse el fallecimiento a los 99 años del consorte de la reina Isabel II en su residencia de Windsor, su hija Ana habló sobre varios aspectos de la longeva existencia de su progenitor.

Entre ellos, la princesa, de 70 años, compartió sus impresiones sobre la posición que ocupó su padre como príncipe consorte, acompañando a la soberana británica, y reconoció que tal y como estaba entonces estructurada la monarquía en este país, «nadie había pensado en qué es lo que él iba a hacer».

«Llevó un tiempo encontrar a quienes comprendieran que (el duque) tenía una experiencia y unas habilidades extraordinarias que se podrían emplear. Pero también (él) halló la manera de ayudar», reflexionó su hija.

La princesa también subrayó los «sacrificios» que su padre tuvo que hacer por el hecho de estar casado con la reina, como abandonar su carrera en la Armada.

Según la hija del fallecido, ello «muestra un verdadero entendimiento sobre la presión que la reina afrontaba, y (también) que la mejor manera en que él podría apoyarla era renunciando a su carrera».

Recordó además el «estilo de vida nómada» que llevó el príncipe Felipe durante los primeros años de su infancia en Grecia.

«Tenía una forma de vida nómada, que debió haberle resultado bastante difícil porque él era mucho más joven que sus hermanas», consideró la princesa Ana.

También observó que para el duque «la figura del padre (el príncipe Andrés de Grecia y Dinamarca) fue muy intermitente, luego se fue, y su madre (la princesa Alicia) tuvo dificultades en aquella época, así que (él) tenía amigos en otros lugares que se lo llevaban durante las vacaciones»