REDACCIÓN INTERNACIONAL.- Britney Spears decidió lanzar el tan ansiado vídeo del primer sencillo 'Make me' de su próximo disco llamado Glory, sin embargo, causó tremendo revuelo en las redes sociales porque presentó un vídeo donde luce sexy pero un tanto soso y diferente al planeado ya que el original fue censurado por su alta carga sexual.

Pero la censura no vino por parte de la disquera o de personas externas a la artista, sino de la propia Britney y su equipo de trabajo ya que al ver el producto final consideraron que tanto erotismo no estaba justificado porque la historia no tenía ni pies ni cabeza.

De acuerdo al sitio TMZ, fuentes allegadas a Britney revelaron que quedaron muy decepcionados al ver lo que el famoso fotógrafo y director David LaChapelle les había entregado, por tal motivo tuvieron que recurrir a la realización de una versión alterna, esta vez bajo las órdenes de Randee St. Nicholas.

En este producto final se observa a Britney entre amigas, haciendo audiciones a diferentes chicos atractivos para trabajar con ella. Entre tomas donde ella hace sexys bailes y luce súper sensual, termina eligiendo a uno que ¡hasta se lo lleva a la cama!

El más reciente álbum de Britney, Glory, saldrá el próximo 26 de agosto en la plataforma digital de Apple, para después lanzarlo en formato físico.