La intérprete de “Aficia de un chuki”, expresó a través de su cuenta de Instagram que actuó por “rabia y celos”.

SANTO DOMINGO.- “Me sentí demasiado mal y no aguantaba el dolor de lo que él me hizo y decidí hacer todo esto para que él abra los ojos y aprenda y entienda que debe valorar a quien lo ama de verdad”, fueron las palabras textuales de Denisse Michel Tejeda, mejor conocida en el ámbito urbano como “La Perversa”, quien  ha sido muy mencionada en las redes sociales en estos últimos días  por su situación con su ex pareja  Cristofer Hernández, “Yomel El Meloso"  por el caso de agresión.

La intérprete de “Aficia de un chuki”, expresó a través de su cuenta de Instagram que actuó por “rabia y celos”, porque “él rompió la confianza, nunca esperé eso de él, me sentí demasiado mal y no aguantaba el dolor de lo que él me hizo y decidí hacer todo esto para que él abra los ojos y aprenda y entienda que debe valorar a quien lo ama de verdad”.

De acuerdo con el expediente del Ministerio Público, Yomel el Meloso habría agredido “verbal, física y psicológicamente” a La Perversa el 21 de abril, aproximadamente a las 3:00 de la madrugada, luego de una acalorada discusión cuando se encontraban en la casa de la madre del imputado, ubicada en la calle Paseo de Valladolid, sector Arroyo Hondo, Distrito Nacional.

Yomel el Meloso está detenido en el Palacio de Justicia de Ciudad Nueva por violencia de género contra La Perversa y la Fiscalía del Distrito Nacional solicitará que se imponga la prisión preventiva en contra del exponente urbano.

La Fiscalía también menciona en el documento judicial que con anterioridad, el imputado Cristofer Hernández ha agredido físicamente a La Perversa, en múltiples ocasiones, “tomándola por los cabellos, así como arrojarle un celular en la cara cerca del ojo, estos hechos se han suscitado también en el marco de discusiones entre ambos por cuestiones de constantes celos de parte del imputado, debido a ello y como era prácticamente una costumbre el recibir agresiones, cada vez que sucedían incidentes de esta naturaleza, la víctima se tomaba fotos y las guardaba en su celular”.