De acuerdo con una petición a la corte obtenida por CNN, la madre de la cantante abogó por su hija y explicó que no es la misma persona que en 2008

ESTADOS UNIDOS.- Esta semana Britney Spears quedó sin un representante y sin abogado, después de que Larry Rudolph y Sam Ingham anunciaran sus respectivas renuncias. Ahora, Lynne Spears, madre de la cantante, pidió a la corte de Estados Unidos que le permitieran a su hija elegir a su propio abogado.

 

De acuerdo con una petición a la corte obtenida por CNN, la madre de la cantante abogó por su hija y explicó que no es la misma persona que en 2008.

 

 

“Ahora, y en los últimos años, la persona tutelada es capaz de cuidar de sí misma y, de hecho, dentro de los parámetros de la tutela, ha ganado literalmente millones de dólares como celebridad internacional”, explicó Lynne.

 

De acuerdo con medios locales, el abogado designado por la corte para la intérprete, Sam Ingham, renunció el martes. Esto después de no presentar la documentación necesaria para poner fin a la tutela que ejerce el padre sobre la cantante estadounidense.

 

Ingham había sido nombrado para representar a la estrella del pop en la batalla legal en curso contra su padre, Jamie Spears, quien ha tenido el control de sus finanzas desde 2008.

 

El sitio TMZ informó que el abogado presentará el papeleo de renuncia en el transcurso de este día. Spears ha estado luchando para liberarse de la restrictiva tutela de su padre durante años, pero la falta de acción de Ingham la obligó a pedir un abogado a su elección.

 

Para que la jueza Brenda Penny termine la tutela, se debe presentar una solicitud legal, algo que el letrado nunca hizo. En su testimonio ante el Tribunal Superior de Los Ángeles, Britney dijo que que no sabía que podía pedir la finalización de la tutela. En el caso de confirmarse la noticia, se desconoce quién representará a la cantante en el caso.

 

La semana pasada, la fiduciaria Bessemer Trust, que cuida con el papá de Britney Spears la fortuna de la intérprete calculada en 60 millones de dólares, también solicitó al tribunal retirarse de su función tras afirmar que “respeta” los deseos de la cantante.

 

La petición llegó un día después de que la jueza dictase que esta consultora debía compartir el control de las finanzas de Spears con su padre, una decisión tomada tras una audiencia de noviembre pasado que no tiene nada que ver la última declaración de la artista.

 

El representante de Britney también renunció a su puesto, alegando que “sus servicios ya no eran necesarios” porque la cantante no planea volver a los escenarios.

 

“Han pasado más de dos años y medio desde la última vez que Britney y yo nos comunicamos, momento en el que ella me informó que quería tomar una pausa laboral indefinida”, escribió Larry Rudolph en una nota que presentó al papá de Britney y a la abogada Jodi Montgomery.

 

“Siempre estaré increíblemente orgulloso de lo que logramos durante nuestros 25 años juntos. Le deseo a Britney toda la salud y la felicidad del mundo, y estaré allí para ella si alguna vez me necesita”, señaló Rudolph. Ante la corte el pasado 23 de junio, Britney acusó a Rudolph de obligarla a actuar durante la gira europea de 2018.

 

Ingham dijo anteriormente en una audiencia judicial en noviembre de 2020 que Britney tiene “miedo” de Jamie y “no volverá a actuar si su padre está a cargo de su carrera”. Según Infobae.