Foto de archivo

REDACCIÓN.- Miley Cyrus no está acostumbrada a pagar sus travesuras, pero esta última le podría salir cara. En pleno concierto en la Arena Monterrey, uno de sus bailarines se acercó a ella por detrás para pasarle la bandera mexicana por el cuestionado disfraz del trasero de Nicki Minaj.

Uniéndose a la celebración de la Independencia de México con una interpretación tan independiente que han sido muchos los que no la han entendido.

Entre los más ofendidos se encuentran los oficiales del gobierno del estado de Nuevo León, que consideran el acto una profanación de la bandera nacional.

Esto es un crimen y está penado con una multa de mil doscientos dólares y 36 horas de cárcel.

Fuente: Terra.com