REDACCIÓN  INTERNACIONAL.- En Japón existe desde hace algunos años una fantasía llamada Hikaru, una suerte de leds luminosos instalados en esas grandes faldas de los vestidos que llevan las jovencitas que decoran su vestimenta y llaman la atención de noche.

Ahora una señorita coreana le ha dado unas vueltas al asunto para llevar esos leds luminosos a su minifalda.

Por lo tanto, ella misma ha programado el asunto y ha adaptado los controles para encajar todo el aparato en una ropa minúscula que luce tranquilamente cuando sale de noche.