La exigente preparación, una belleza exótica y el talento que han caracterizado a una reciente generación de modelos dominicanas, han dado como resultado que un selecto grupo de ellas se hayan convertido en protagonistas de las más importantes pasarelas y editoriales internacionales. “Es impresionante lo que ha venido ocurriendo, durante los últimos años, con nuestras modelos.

SANTO DOMINGO.-La exigente preparación, una belleza exótica y el talento que han caracterizado a una reciente generación de modelos dominicanas, han dado como resultado que un selecto grupo de ellas se hayan convertido en protagonistas de las más importantes pasarelas y editoriales internacionales. “Es impresionante lo que ha venido ocurriendo, durante los últimos años, con nuestras modelos.


Muchas de ellas se han cotizado de tal manera, que las agencias internacionales y los diseñadores las adoran; les encanta el color de su piel, su envidiable genética y el pelo rizado tan propicio para lograr los más diversos y atractivos looks”, explica Nilenny Dippton, directora de la agencia Nefer Model Management  y quien ha sido responsable de preparar a muchas de estas exitosas diosas de las pasarelas.


Entre este nutrido grupo de jóvenes, cuyas vidas han sufrido un cambio radical, pasando de un total anonimato a convertirse en estrellas de las pasarelas, se encuentran “Licett Morillo, primera chica negra en cerrar un desfile de Prada y Yorgelis Marte, quien hizo su debut como modelo exclusiva de Ives Saint Laurent. Por igual, Shaderska Valdez, quien, el año pasado, fue una de las modelos principales de Dolce & Gabbana, Martha Abad y Laura Reyes, modelos exclusivas en Prada, Milán, Esmeralda Soriano, exclusiva para su debut con la reconocida marca Celine, París; Mina Sánchez, debut Nina Ricci, París y Aris León, debut para Andrew GN, Hermes, Nina Ricci, París, entre otras. Todas ellas pertenecientes a nuestra agencia Nefer Model Management”, detalló Dippton.



Modelos que también han trabajado con importantes editoriales internacionales como Vogue, L’Officiel, Cosmopolitan, Fémina y Harpers Bazaar y cuyo relevo parece asegurado a juzgar por las declaraciones de Dippton. “Tengo chicas nuevas que ya las han confirmado para las próximas campañas y  shows de importantes marcas, con exclusividad. Tenemos los dedos cruzados esperando que se abran las fronteras”, comentó.



Un éxito que también las ha cotizado con pagos envidiables y que les ha permitido viajar a numerosos países, codeándose con famosas personalidades del mundo de la moda y el espectáculo. Todo un sueño hecho realidad que esta coaching de modelos, entiende, lo han obtenido gracias a una exhaustiva preparación. “A veces, dependiendo de la edad, yo duro hasta cinco años preparando a una modelo. Utilizo la disciplina que tengo como actriz, porque a las chicas yo las veo como intérpretes, que sean capaces de desarrollar un personaje para cada vestuario. Por eso les impartimos clases de actuación y que, por igual, sepan canalizar sus energías. Asimismo las instruimos sobre la cultura de los lugares donde pueden ser solicitadas y reciben muchas correcciones, en sentido general”, explica.