La actriz mexicana estuvo hospitalizada por algunas semanas y aclaró que no estuvo intubada; no obstante, no se quiere vacunar.

REDACCIÓN.- Tras haber superado el COVID-19, la actriz mexicana Paty Navidad reapareció en la televisión de su país, donde dijo que nunca negó el coronavirus, pese a que se mantuvo haciendo polémicas declaraciones negacionistas al punto de que le cerraron las redes sociales en múltiples ocasiones.

Paty Navidad quien actualmente integra el reality show MasterChef Celebrity México comentó en entrevista con la presentadora de Carmen Muñoz en el programa "Al extremo" que "nunca, nunca, nunca he dicho que el coronavirus no existe, virus, bacterias, parásitos han existido toda la vida, es más, tenemos que convivir con ellos porque el sistema inmunológico se fortalece”.

Ella estuvo hospitalizada por algunas semanas y aclaró que no fue intubada. No obstante, no se quiere vacunar.

“No me intubaron. Llegué por problemas de oxigenación y el diagnóstico era neumonía y dijeron que había que intubarme pero dije que no, no era necesario, si me hubieran intubado no estaría aquí”, afirmó.

Días atrás afirmó: “Sí existe el COVID-19 y por la mala me tocó comprobarlo”.

Según una nota publicada por el periódico El Milenio la vacuna para prevenir las muertes por coronavirus, la actriz de "La fea más bella" reconoció que ella siempre ha expresado lo que piensa, pero que "cada persona debe hacerse responsable" de su vida y saber si se vacuna o no.

“Se ha dicho que yo digo a la gente que no se vacunen, esa es otra mentira. Yo he dicho ‘yo, Patricia Navidad, no me vacuno’ porque es mi derecho elegir vacunarme o no vacunarme. El mismo derecho que tienen los que eligen vacunarse tenemos los que elegimos no vacunarnos, la gente que haga lo que quiera, que se haga responsable, eso sí, como yo me hago responsable de mis decisiones y de las consecuencias”, añadió.

Desprecio en las redes sociales

La figura del espectáculo lloró durante la entrevista por el "odio" que recibe en las redes sociales. Abrió alrededor de cinco cuentas de Twitter las cuales fueron cerradas y algunos usuarios le desearon la muerte.

Durante la conversación se disculpó por no haberse muerto, pues asegura que muchos lo hubieran querido. “¡Viva! No me morí señores, lo siento de verdad, discúlpenme todos los que querían que me muriera. Disfruto la vida y trato de ayudar siempre que puedo”, indicó.

Además, negó, tener un tumor cerebral como se dijo en una revista, pero admitió que sí tuvo un prolactinoma hace como 10 años aproximadamente y "hace siete desapareció con medicamento”.

“El prolactinoma es hormonal, que se derivan en mi caso por estrés, que afectan la tiroides, por eso las subidas y bajadas de peso, cuando he tenido mucho estrés como ahorita, uno a veces sube de peso peor no hay ningún tumor, ya ese desapareció hace siete años con medicamento”, agregó.

"La gente lo que quiere es verte derrotado, verte mal, entonces lo que le puedes dar a la gente es lo mejor de ti”, concluyó.