REDACCIÓN INTERNACIONAL.- La modelo Catherine Byrne reveló que usó sus préstamos estudiantiles para pagarse un aumento de senos e inyecciones de bótox; pues ella afirma que los pechos grandes son más importantes y hacen más por su carrera que un título universitario.

Cuando tenía 22 años, Byrne obtuvo un préstamo por más de 10 mil dólares para costear sus estudios; sin embargo, antes que volver a clases prefirió ‘invertir’ el dinero en su anatomía.

“No había manera de que pudiera ahorrar el suficiente dinero para conseguir esa cirugía. Sin embargo, cuando un amigo entró a la universidad y me habló de su préstamo de estudiante me dio una gran idea”, contó la muchacha, según recoge el medio Daily Mail.